Llegan 198 refugiados a Barajas, pero España solo ha acogido hasta la fecha al 5% de su cuota

Llegada de refugiados al aeropuerto de Barajas.
Llegada de refugiados al aeropuerto de Barajas.
Ministerio del Interior / EFE

Un avión con 198 pasajeros a bordo que ha aterrizado a mediodía en el aeropuerto de Madrid Barajas procedente de Grecia ha traído el mayor contingente de solicitantes de asilo de una tanda que recibe el país desde que comenzó la crisis de refugiados.

Esta acogida múltiple forma parte del programa de reubicación en los distintos países de la UE de las decenas de miles de solicitanes de asilo que han entrado este año en la Unión Europea, principalmente a través de Grecia e Italia. Se trata de 144 sirios, 52 iraquíes, un eritreo y otro iraní. Según el Ministerio del Interior, el grupo está integrado por 65 hombres, 49 mujeres y 84 menores de edad, y forman 83 grupos familiares.

Estas 198 personas se instalarán en Barcelona 51 personas, 19 en Sevilla, 18 en Valencia, 14 en Granada, 13 en Mallorca; a Huesca irán otros 13, a Castellón 12 y a Murcia 11. En Madrid se quedarán diez personas, el mismo número en Córdoba, a Ávila viajarán 7, 6 a Cádiz, 5 a Segovia, otros 5 a Soria y 4 a Palencia.

De su traslado y asistencia se ocuparán, entre otros,  ONG como Accem y Cruz Roja.

En pisos y centros de acogida pasarán los próximos entre seis y nueve meses. Allí "se les garantiza alojamiento, manutención, asistencia jurídica, asistencia psicológica, atención social y asesoramiento; acompañamiento a centros escolares, sanitarios y sociales públicos; aprendizaje del idioma y habilidades sociales básicas, orientación e intermediación para la formación profesional y la reinserción laboral, actividades culturales y ayudas económicas", según el Ministerio del Interior.

Estos refugiados conforman el mayor contingente que llega a España en avión hasta la fecha, pues el anterior cupo más numeroso fue el de 155 personas, todas de origen sirio, que llegaron el 26 de julio procedentes del Líbano.

En su caso formaban parte del programa de reasentamiento, que implica acoger a personas beneficiarias de protección internacional que han buscado refugio en países próximos a las zonas de conflicto, como Turquía, Líbano o Jordania, pero fuera de la UE.

Cupo español de reubicación y reasentamiento

El Gobierno español se ha comprometido a acoger, a través de los programas de reubicación y reasentamiento, a 17.337 refugiados en dos años (hasta septiembre de 2017), de los que hasta el momento han llegado 898, es decir un 5,14% del total. La media europea de cumplimiento de este compromiso se sitúa en un 13%. Con 23.788 acogidas, está por encima de España pero todavía muy lejos del objetivo de los 182.500 refugiados comprometidos.

El bajo compromiso de las naciones ha llevado a la agencia de la ONU para los refugiados, Acnur, a exigir esta semana a la UE que, de cara al año que viene, refuerce "su acción en favor de los refugiados".

Acnur considera que hasta la fecha la UE ha fracasado a la hora de implementar un respuesta colectiva y bien gestionada a los  desafíos de la llegada de casi un millón y medio de refugiados e inmigrantes. Y cita "escenas de caos en las fronteras, y una crisis de confianza por parte de los ciudadanos respecto a la capacidad de los gobiernos para gestionar la situación".

"Esta crisis también ha beneficiado a aquellos que quieren convertir a los refugiados en cabezas de turco". La agencia solicita un sistema de registro común europeo, procedimientos más rápidos en la determinación de la condición de refugiado, una priorización de la reunificación familiar y un enfoque común sobre los menores de edad.

Por otra parte, este año ya son más de 5.000 personas las que han perdido la vida en el Mediterráneo tratando de llegar a Europa, un nuevo récord que la confirma como la ruta más mortal del mundo, según recuerda CEAR, que como la agencia de Naciones Unidas para los refugiados, Acnur, pide a la UE que refuerce su compromiso real con los refugiados en 2017.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento