En este sentido, el colectivo, tal y como explica a través de un comunicado, ha remitido a De la Serna dicha propuesta, tal como viene haciéndolo con los correspondientes ministros desde su constitución, en el año 2000, con el fin de que esta reivindicación histórica no caiga en el olvido de la Administración Pública y en la agenda de la próxima Cumbre Hispano-Lusa se incluya la construcción de un paso fronterizo en el corazón de Las Arribes del Duero, una de las zonas más deprimidas y marginadas de España, estando considerada como la frontera terrestre más antigua de Europa (Tratado de Alcañices, 13 de septiembre de 1297).

Esta zona de la comarca de Vitigudino, se extienden 50 kilómetros a lo largo de la frontera con Portugal, en los que no existe paso fronterizo alguno; donde los más cercanos, siempre a través de presas hidroeléctricas españolas o portuguesas, tienen restringida su circulación para vehículos pesados de más de 16 toneladas.

Esta infraestructura lograría establecer una comunicación directa entre el Noroeste de la provincia de Salamanca con el Nordeste Trasmontano de Portugal y la IP-4 Bragança-Oporto a través de la vía rápida portuguesa IC-5, que discurre paralela a la frontera, recientemente inaugurada.

COMARCAS VECINAS QUE VIVEN DE ESPALDAS

Con esta reivindicación, que ya es histórica, no solamente se conseguirán unir dos márgenes del Duero Internacional, sino también dos comarcas (Vitigudino y Mogadouro) vecinas pero desconocidas entre sí, que permanecen viviendo de espaldas.

Esta vía de comunicación siempre ha estado avalada por los industriales de la comarca de Vitigudino y Mogadouro, así como por ayuntamientos y cámaras municipales de ambos lados de la Raya y recientemente reivindicada por la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas (RIET), en la que está integrada la Diputación de Salamanca.

Este puente internacional se encuentra integrado en el Directorio Transfronterizo para la Interacción Social, editado por dicha diputación en el año 2004, donde se aportan soluciones para combatir el efecto barrera de la frontera hispano-lusa en la ' Raya Húmeda', soluciones aportadas en un encuentro de asociaciones y entidades locales de ambos lados de la frontera en septiembre del mismo año.

Desde el año 2002, la Plataforma Puente ha informado y reivindicado al Ministerio de Fomento, así como a la Junta de Castilla y León y Diputación de Salamanca esta infraestructura, tan necesaria y urgente para esta comarca de Las Arribes, con una despoblación alarmante en estos últimos años, considerada como un proyecto de desarrollo que ayudará a fijar y crear población.

La Plataforma considera que se ha generado una deuda histórica con esta Raya Fronteriza, que ha sufrido la desviación de los fondos europeos Interreg a otras zonas lejos de la frontera.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.