La policía patrulla Madrid fuertemente armada
La Policía Nacional patrulla el centro de Madrid mientras continúa en en nivel 4 de alerta antiterrorista. JORGE PARÍS

La Policía colocará obstáculos como maceteros, bolardos y vehículos pesados en eventos navideños en Madrid, como las Campanadas de la Puerta del Sol, la carrera de San Silvestre y las cabalgatas de Reyes. El objetivo es evitar atentados yihadistas como el de Berlín, en el que un camión mató a 12 personas.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha explicado en rueda de prensa que se trata de la principal novedad del dispositivo de seguridad para estos eventos. En ellos se refuerzan los efectivos y se complementan las medidas que ya están en marcha por la subida a nivel 4 de alerta terrorista en junio de 2015 y desde hace un mes con motivo de la Navidad.

Dancausa ha dicho que aunque la seguridad total es imposible garantizarla, "no hay una amenaza concreta" de atentado yihadista en España, por lo que ha manifestado que se podrán disfrutar las fiestas con tranquilidad y con seguridad, con lo que ha desmentido los bulos que circulan al respecto en redes sociales que la Policía ya está investigando.

No hay una amenaza concreta de atentadoHa precisado que los referidos obstáculos para evitar el acceso de vehículos pesados a los distintos eventos serán colocados allí donde las Fuerzas de Seguridad estimen que son más convenientes. Sin embargo, ha señalado que no puede adelantar dónde se instalarán precisamente por razones de efectividad de la medida.

La delegada del Gobierno ha comparecido ante los periodistas tras presidir la reunión de coordinación del dispositivo de seguridad de Navidad acompañada por el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández, y el jefe de la Policía Municipal de Madrid, Teodoro Pérez.

Los dispositivos policiales

El dispositivo se ha diseñado para actuar el próximo día 30 con el ensayo de las Campanadas y seguirá al día siguiente, día 31, con la carrera "San Silvestre Vallecana" y las Campanadas de la Puerta del Sol. Por último, el día 5 de enero, se realizará con la Cabalgata de Reyes que recorre varios kilómetros de la capital.

Para las Campanadas el aforo estará limitado a 25.000 personas, lo que supone 2,6 personas por metro cuadrado. Para ello se vaciará la Puerta del Sol a las 22.00 horas el día 30 y a las 21.30 el día 31. Quienes quieran disfrutar de las pre-uvas y las Campanadas podrán volver a entrar por las calles habilitadas para ello: Mayor, Arenal, Carrera de San Jerónimo y Alcalá, lo que significará que Preciados, Carmen y Montera no estarán abiertas al público para poder ser utilizadas como vías de evacuación.

Estas calles estarán controladas por agentes de Policía y se hará un conteo pormenorizado por voluntarios de Protección Civil. Además, habrá pantallas luminosas en las inmediaciones de la Puerta del Sol que informarán cuando el aforo esté completo y una megafonía controlada por la Policía Nacional para, en caso de que sea necesario, emitir mensajes precisos.

Las entradas y salidas de Metro y Cercanías de Sol, así como todos los accesos a la plaza, se cerrarán a las 21 horas. En todo caso, se permitirá el acceso a las personas que quieran ir a alguno de los restaurantes y cafeterías de esas calles.

Se intervendrán objetos que puedan generar riesgo para la seguridad ciudadanaEn los controles de acceso, la Policía intervendrá aquellos objetos que puedan generar riesgos para la seguridad ciudadana, como petardos, bengalas, envases de vidrio y objetos contundentes como palos y banderas.

En el dispositivo participan más de 800 efectivos, de los cuales 400 son policías nacionales y 400 policías municipales. Habrá también servicios de emergencias, bomberos y unidades de guías caninos y de subsuelo. La zona estará controlada por un helicóptero de la Policía Nacional.

El 31 se desarrolla también en Madrid la carrera "San Silvestre Vallecana". Habrá 350 efectivos: 100 agentes de la Policía Nacional, 200 de Policía Municipal y 50 miembros del Samur, así como varios guías caninos. Los corredores que lleven mochilas tendrán que dejarlas en la línea de salida y podrán recogerlas en un punto habilitado para ello cuando lleguen a la meta.

Finalmente, el dispositivo tiene en cuenta tanto la Cabalgata de Reyes que recorre el centro de Madrid como las once que se organizan en los distritos. Todas se llevarán a cabo con un mayor control de los camiones que se utilizan para las carrozas.

Habrá más de 800 efectivos desplegados a lo largo de todo el recorrido: 400 policías nacionales y 400 municipales, además de caballería, guías caninos, una unidad de subsuelo y control aéreo y 300 miembros del Samur.

Consulta aquí más noticias de Madrid.