Concretamente, en declaraciones a Europa Press, Jerez ha indicado que ha tomado esta decisión porque necesitaba "parar, respirar" y recomponerse "mentalmente" ante el "desgaste físico y emocional" que supone desempeñar este cargo.

"He estado un año pero como miembro de la Directiva y portavoz en Guadalajara muchos años más", ha señalado, para agregar que tiene un hijo gran dependiente y que sentía que "no llegaba a todo" y que debía hacer más y no podía.

Del mismo modo, ha apuntado que entiende que su dimisión como presidenta de la Plataforma de Dependencia de Castilla-La Mancha implica también dejar el cargo como responsable nacional de Plataformas en Defensa de la Dependencia.

Respecto a su sucesor, ha explicad que será algo que decidirá la Directiva de la Plataforma de Dependencia de Castilla-La Mancha. "Estoy convencida de que hay gente para tirar del carro y espero que quien llegue lo haga con mucha fuerza y tendrá mi apoyo", ha concluido.

Jerez accedió al cargo el pasado mes de enero después de que el que fuera presidente de la Plataforma, José Luis Gómez-Ocaña, presentara su dimisión por la misma razón.

Tras su dimisión, Gómez-Ocaña pasó a ser asesor de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, cargo que desempeñó durante seis meses para dimitir de su responsabilidad en el Gobierno regional y volver de nuevo a la Plataforma, de la que ahora es portavoz.

Consulta aquí más noticias de Toledo.