El obispo emérito de Girona Jaume Camprodón (1926-2016)
El obispo emérito de Girona Jaume Camprodón (1926-2016) OBISPADO DE GIRONA

El obispo emérito de Girona Jaume Camprodón ha muerto la noche de este lunes a las 22.00 horas a los 90 años, tras sufrir un ictus el pasado jueves, y su funeral se celebrará este jueves a las 11.00 horas en la Catedral de Girona, donde fue obispo entre 1973 y 2001.

Su cuerpo será donado a la ciencia de acuerdo con sus últimas voluntades: "Era consciente que desde el primer infarto que tuvo, hace años, la medicina había hecho mucho por él y, como agradecimiento, quería hacer la donación de su cuerpo para poder ayudar a la investigación de todas las enfermedades", ha explicado este martes en un comunicado el obispo de Girona, Francesc Pardo.

Pardo ha agradecido a las Hermanitas de los Pobres de Girona el cuidado que han tenido del obispo emérito en los últimos años, hasta el momento de su muerte, así como la presencia continuada de sus familiares y el equipo médico.

Entre los hitos de su episcopado destaca la restauración de la fachada de la Catedral en 2000, a través de un convenio de cofinanciación con las administraciones públicas, así como la constitución del Fondo Común Diocesano en 1986, la creación del Institut de Teología de Girona en 1989 y la inauguración del Centre Cristià dels Universitaris (1992).

NACIDO EN TORELLÓ

Nacido en Torelló (Barcelona) el 18 de diciembre de 1926, Camprodón cursó Humanidades, Filosofía y Teología en el Seminari de Vic, y fue ordenado presbítero en 1949.

Estuvo en las parroquias de Seva, Sant Joan de les Abadesses, Taradell, Sant Domènec de Vic (Barcelona), además de ser Conciliari Diocesà de la Joventut Obrera Catòlica (JOC) y ejercer como profesor del colegio de Sant Miquel dels Sants de Vic y director del internado, y también estudió en París (Francia), donde trabajaba con inmigrantes los fines de semana.

Posteriormente, estuvo en las parroquias de Calaf y Crist Rei de Manresa (Barcelona), donde durante cuatro años desarrolló su tarea pastoral sobre todo en el campo de la catequesis y la promoción de los laicos, así como en el primer esbozo del que sería más tarde el Consejo Pastoral de la parroquia, como esfuerzo para situarla en la línea del Concilio Vaticano II.

RENUNCIA AL VATICANO

En 1971 fue nombrado Vicario de Pastoral, de acuerdo con todos los sacerdotes de la diócesis que fueron consultados.

El 2 de septiembre de 1973 fue nombrado obispo de Girona, y en octubre del mismo año fue consagrado obispo de la Catedral y tomó posesión de la diócesis, un cargo que ostentó durante 28 años, hasta que en octubre de 2001 presentó su renuncia al Vaticano.

Consulta aquí más noticias de Girona.