La actuación se inició al presentarse en la comisaría de Pamplona una denuncia en la que una mujer relataba haber sido víctima de diversos tocamientos en una piscina de relajación sita en unas instalaciones deportivas del valle de Egüés, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Los investigadores comenzaron sus pesquisas para localizar al autor que, con el estudio de las imágenes de las cámaras de seguridad y la fehaciente descripción aportada por la víctima, derivaron en la identificación y posterior detención de un hombre de 41 años.

La Policía Foral ya había actuado contra él por un posible delito contra la libertad sexual, al haber sido denunciado por una vecina tras un caso de exhibicionismo.

Las diligencias propias del atestado han sido remitidas al Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Aoiz y a la Fiscalía de Pamplona, debiendo comparecer el detenido en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Pamplona, encargado de la causa.

Consulta aquí más noticias de Navarra.