La obsesión de los japoneses por la higiene, que ha hecho famosos en todo el mundo sus sofisticados retretes, ha dado un paso más hacia adelante en el Aeropuerto Internacional de Narita, donde se han instalado dispensadores de papel higiénico para smartphones en los baños.

En concreto, se han instalado 86 dispensadores con toallitas pensadas para limpiar la pantalla del teléfono móvil. El rollo, patrocinado por la empresa de telecomunicaciones NTTDoCoMo, incluye además un mensaje de bienvenida a Japón, da la clave de su conexión Wi-Fi y otra información práctica para el viajero.

La introducción de esta novedad ha surgido en respuesta a los estudios que demuestran que las pantallas de los smartphones acumulan más gérmenes que la taza del váter.

Los aseos son un negocio que se toma muy en serio en Japón. Los últimos modelos de inodoro tienen una función desodorante que puede eliminar rápidamente olores desagradables y asientos y tapas "inteligentes" que se elevan automáticamente dependiendo de si un usuario masculino está a punto de orinar de pie o no.