La victoria mínima de Iglesias para Vistalegre II empuja al acuerdo con Errejón

  • Las bases respaldan la propuesta del líder sobre las reglas del juego en el próximo congreso por el 41% frente al 39% de los votos.
  • La tercera propuesta, la de los anticapitalistas, ha sido respaldada por un 10, 50% de los votos válidos emitidos (10.313).
  • Errejón asegura que es un "magnífico resultado" que evidencia que "hay dos proyectos complementarios que tienen que entenderse".
  • Iglesias afirma que "no hay vencedores ni vencidos" y anuncia que se dejará "la piel" para llegar a acuerdos.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d) y el secretario de Organización, Pablo Echenique, en un acto en Pamplona.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d) y el secretario de Organización, Pablo Echenique, en un acto en Pamplona.
Jesús Diges / EFE
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha ganado por la mínima la batalla de las reglas del juego de Vistalegre II, la segunda Asamblea Ciudadana del partido, que se celebrará en febrero y en la que se sentarán las bases del nuevo rumbo que seguirá la formación morada y en la que se elegirá su nueva dirección.Los resultados de la consulta a las bases sobre el sistema de votación que regirá en el próximo congreso se ha saldado con una victoria para la propuesta del líder, llamada 'desBorda', por un 41, 57% de los votos válidos (40.830) frente al 39,12% (38.419 votos) de la iniciativa 'Recupera la ilusión', promovida por el números dos, Ínigo Errejón. La diferencia ha sido de 2.411 votos de un total de 99.077 válidos. La tercera propuesta, la de los anticapitalistas, llamada 'Podemos en movimiento', ha sido respaldada por un 10, 50% de los votos válidos emitidos (10.313).

Una victoria por los pelos y unas bases divididas en su primer duelo de máximo calibre. Esa es la foto que arrojan los resultados del referéndum en Podemos sobre las reglas del juego de Vistalegre II, la segunda Asamblea Ciudadana del partido, que se celebrará en febrero y en la que se sentarán las bases del nuevo rumbo que seguirá la formación morada y en la que se elegirá su nueva dirección.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha ganado por la mínima la batalla sobre las normas y el sistema de votación que regirán en dicho cónclave. Su propuesta, llamada 'desBorda', se ha impuesto por un 41, 57% de los votos válidos (40.830) frente al 39,12% (38.419 votos) de la iniciativa 'Recupera la ilusión', promovida por el números dos, Ínigo Errejón. La diferencia ha sido de 2.411 votos de un total de 99.077 válidos. La tercera propuesta, la de los anticapitalistas, llamada 'Podemos en movimiento', ha sido respaldada por un 10, 50% de los votos válidos emitidos (10.313).

Eso supone que más de la mitad de los militantes que han votado (seis de cada 10) entre el 18 y el 20 de diciembre lo han hecho en contra de las tesis del secretario general, que hasta ahora había arrasado en todas las consultas a las bases que había planteado (más del 80%). Un resultado, en cualquier caso, que ha sido interpretado por el errejonismo como una "victoria política" que "blinda la pluralidad" y "obliga al acuerdo" entre ambos sectores, según afirman varias fuentes afines al número dos.

"En la consulta no hay vencedores ni vencidos. Todas las propuestas eran buenas y ha ganado Podemos. Trabajaré por la unidad y la pluralidad", señaló Iglesias este jueves en un mensaje de su cuenta de Twitter a los pocos minutos de saberse los resultados. Poco después, al comparecer, el secretario general subrayó que se va a "dejar la piel para que haya acuerdos" y para "tener una dirección política en la que todos los sectores estén integrados". Errejón, por su parte, ha declarado que son unos "magníficos resultados" para sus tesis "por la potencia demostrada", e interpreta que suponen "un mandato claro" que dice que Podemos es una organización plural" y que "hay dos proyectos complementarios muy equilibrados que tienen que entenderse".

Tras plantear un sistema de votación diferente al que se hizo en Vistalegre I, que consistió en votar por un lado el proyecto político y modelo de partido, y los equipos y la composición del Consejo Ciudadano Estatal (CCE) por otro, Iglesias eludió al máximo órgano entre congresos y, dentro de sus competencias como secretario general, planteó un referéndum entre las bases para someter a votación su propuesta. Esta consiste en votar ambas cuestiones de forma unida, de manera que vincula ideas y personas, un sistema contra el que se revolvió Errejón por considerar que lamina el debate y conduce a una "pelea de gallos".

Una votación determinante

"Yo no lo llamaría división, lo llamaría diferencia de opiniones", ha dicho Echenique a la hora de interpretar el resultado de la consulta a sus militantes. El secretario de Organización se ha negado a admitir que la ajustada victoria de la propuesta defendida por Iglesias pruebe una división en el seno del partido, más bien lo contrario, porque a su entender ha quedado demostrada su "pluralidad". "Al revés, lo que nos ha dicho la gente es que hay una enorme pluralidad en Podemos y que nos tenemos que hacer cargo de esa pluralidad".

La forma de votar en Vistalegre II puede ser clave para determinar los resultados de un congreso que muchos entienden como "refundacional". Todas las corrientes coinciden en que el modelo de Vistalegre I, previsto para la contienda electoral, ya está agotado. Y en ese contexto, con la pugna entre Iglesias y Errejón por el rumbo del partido, con Izquierda Unida de fondo, la metodología de dicha Asamblea no es un asunto menor. Si se hiciera como en el primer congreso y como en la reciente Asamblea de Madrid, Errejón, que no competirá por la Secretaría general, tiene opción de dejar su huella y su influencia en los documentos y en el proyecto.

En cambio, al votar como propone Iglesias, a menos que un acuerdo para un proyecto conjunto lo evite, sus detractores tendrán que competir contra él no solo a través de proyectos políticos, sino con una lista propia para la composición del CCE. Todas las corrientes han dejado claro que no piensan disputar el cargo de secretario general a Iglesias, pero la mayoría en este máximo órgano entre congresos es clave a la hora de tomar decisiones estratégicas.

Evitar "el todo o nada"

Iglesias, por su parte, ya ha dejado claro que solo liderará Podemos si gana su proyecto y su equipo, un órdago que algunos errejonistas como han tildado de "chantaje" por entender que plantea la contienda como un "plebiscito" en torno a su persona y en términos de "todo o nada". En este sentido, fuentes de ambos sectores han informado de que, para evitar un choque de trenes, ambas partes tratarán de llegar a un acuerdo para concurrir con un proyecto y una lista conjuntos. El propio Iglesias así lo ha manifestado en su comparecencia, donde ha subrayado que intentará una "integración que respete la diversidad". Por su parte, el número dos, que sale muy reforzado de este duelo en el que ha medido sus fuerzas con el líder, considera que los resultados de la consulta evidencian "que hay que salir de la lógica de los plebiscitos del todo o nada".

En total se han emitido 99.077 votos válidos, según ha anunciado este jueves el secretario de Organización, Pablo Echenique, que ha informado varias horas después de lo previsto de los resultados por un problema técnico. La cifra supone un 22,71% sobre el censo total (más de 400.000 inscritos) y un 39,62% sobre el censo activo, que son aquellos que han entrado en el portal de participación del aprtido en el último año (en torno a 200.000).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento