El Pacto por la Ciencia ha sido suscrito esta tarde en el Palacio de la Aljafería, en un acto al que han asistido la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, y la consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Ejecutivo autonómico, Pilar Alegría.

El documento, firmado por 35 científicos, investigadores, representantes del mundo empresarial, de la universidad y de los partidos políticos, contempla cuatro compromisos fundamentales: con la sociedad y la comunidad científica aragonesa; de estabilidad financiera; de planificación y gobernanza y el objetivo de converger con Europa en materia de ciencia e investigación.

En su discurso en este acto, el presidente aragonés ha estimado que la firma de este documento es un paso "muy importante", un "hito" en la presente legislatura al que se ha llegado a través del acuerdo y el consenso con todos los agentes implicados.

En su opinión, el futuro de Aragón deberá pivotar sobre "tres pactos fundamentales". En primer lugar ha mencionado el pacto por la educación, en el que ya se está trabajando; en segundo, un acuerdo en torno a la arquitectura institucional de la Comunidad, que debe nacer de los propios ayuntamientos y acordarse en las Cortes; y, por último, el pacto por la ciencia que "por fin se ha alcanzado".

"VELOCIDAD DE VÉRTIGO"

Lambán ha advertido de que la ciencia y la investigación avanzan "a velocidad de vértigo", por lo que "quedarse parado" supondría perder oportunidades, mientras que destinar recursos a esta materia es "apostar por el futuro y por el éxito de la Comunidad".

"La I+D+i no solo es una obligación, sino una oportunidad", ha recalcado, al abogar por alcanzar una inversión del 1,3 por ciento en ciencia e investigación, pasando del 0,9 por ciento actual a igualar la media nacional y continuar hasta cumplir con el 2 por ciento que marca Europa como objetivo para 2020.

Asimismo, Lambán ha animado a conocer los centros de investigación de la Comunidad, como el Laboratorio Subterráneo de Canfranc y el Observatorio Astrofísico de Javalambre donde se están dando "pasos de gigante" en sus investigaciones y ha invitado a considerar a estos profesionales como "héroes de nuestro tiempo".

La presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, ha recordado al nobel Santiago Ramón y Cajal al advertir de que a veces el conocimiento científico "se desconoce a sí mismo" y esas palabras "siguen teniendo sentido", dado que la ciencia necesita ser valorada, respetada e impulsada desde las instituciones.

"MÁS INTELIGENTE Y COMPETITIVO"

Por su parte, la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, ha sostenido que este pacto pretende dar lugar a un Aragón "más inteligente, más competitivo y con más oportunidades para los ciudadanos".

Con la firma, "Aragón da un paso hacia adelante para conseguir estos objetivos que redundarán en beneficio" de todos los aragoneses y ha estimado que el Ejecutivo autonómico debe "ponerse a la cabeza" para impulsar a este sector, pero de la mano de sus agentes.

En representación de los firmantes, el profesor emérito de la Universidad de Zaragoza, premio Aragón de Investigación, el químico Luis Oro, ha defendido que existe una correlación entre la riqueza de un país y lo que destina a I+D+i y ha opinado que el Pacto por la Ciencia "puede ser un salto cuantitativo y cualitativo relevante y esperanzador" para la región.

EL PRIMER PASO

La consejera delegada de Bit Brain, María López, ha observado que la firma del Pacto por la Ciencia es "solo el primer paso" y ha pedido apoyo para la investigación básica, los grupos y laboratorios , sosteniendo que "en Aragón tenemos excelentes investigadores a los que se debe seguir apoyando".

El director general de Inycom, Máximo Valenciano, ha aconsejado a los empresarios que destinen recursos a I+D+i

porque se obtienen resultados a medio y largo plazo, detallando que esta compañía dedica el 3,8 por ciento de su volumen de facturación a la investigación e innovación. Para avanzar son necesarias "tres cosas: arriesgar, ser valientes y no tener miedo al fracaso", ha resumido.

Por último, la investigadora del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón, Ester Pueyo, ha explicado su experiencia como profesional y madre que ha decidido quedarse a trabajar en la Comunidad y ha deseado que se alcance una financiación estable y se ponga en marcha una ley de la ciencia, al tiempo que ha dicho a los representantes institucionales que pongan los medios y exijan después los resultados.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.