Pisos, piso, casa, casas, edificio, vivienda, viviendas, construcción, se compra
Pisos, piso, casa, casas, edificio, vivienda, viviendas, construcción, se compra EUROPA PRESS

El estudio, realizado junto a la empresa especializada Sondea para dar respuesta a la cuestión 'Comprar vivienda, ¿una tarea fácil?', señala que es el cambio a una vivienda mejor lo que motiva a los baleares a la hora de comprar una nueva vivienda. Le siguen independizarse; no seguir viviendo de alquiler; uso vacacional; porque consideran que es un buen momento para comprar, circunstancias familiares y por cambiarse a un barrio mejor.

Según la encuesta, el 56 por ciento de los baleares han comprado o piensan comprar su vivienda de forma compartida con su pareja o con otros familiares, mientras que el resto lo ha hecho a su nombre.

En una gran parte de los casos, la búsqueda de la vivienda se ha realizado por la zona que les interesa, y en cuanto a las características de la misma, ésta tiene de media más de 127 metros cuadrados y un precio que ronda los 169.245 euros.

En cuanto a la opinión que más les influye a la hora de dar el paso definitivo y comprar una vivienda, para muchos de ellos es la de sus parejas (56,10 por ciento), seguido de la de sus padres (10 por ciento), de la de un experto inmobiliario (4,86 por ciento), de un arquitecto de confianza (4,86 por ciento) o de un familiar con experiencia (3,86 por ciento).

Sin embargo, un 15,71 por ciento de los encuestados indica que no les influye la opinión de nadie en particular a la hora de dar este paso. Además, cabe destacar que este proceso de compra resulta estresante para un 90 por ciento de los encuestados.

LA AYUDA DE UN EXPERTO INMOBILIARIO, NECESARIA.

Dado que el proceso de compra no resulta fácil para muchos, según el informe, la figura del experto inmobiliario "es una gran solución". De hecho, para ocho de cada diez baleares que han comprado o piensan comprar una vivienda es mejor contar con la ayuda de un experto inmobiliario que lleve los trámites y les asesore.

En este sentido, lo que más valoran es el asesoramiento (56,38%), seguido de la tramitación y el papeleo (44,19%), la atención personalizada (41,90%), su experiencia (34,57%), la seguridad en que los trámites sean correctos, y por último, su conocimiento del mercado (30,29%).

El estudio destaca asimismo que si hay algo que disfrutan especialmente los baleares en el proceso de compra de una vivienda es la visita de la misma y de su entorno. También la decisión de compra y la realización de la oferta. Por el contrario, los momentos que menos les apetecen son la búsqueda de la vivienda, el pago de impuestos, seguido de la gestión de suministros, de la documentación (arras, escrituras) y de la reforma o mudanza.

En concreto, el estudio ha sido realizado sobre 9.980 individuos residentes en España de 25 a 65 años de edad. El objetivo del mismo ha sido averiguar el comportamiento de los españoles ante la compra de una vivienda, conociendo las fuentes o medios de información que utilizan, su percepción sobre los trámites administrativos, así como su opinión sobre la figura de los expertos inmobiliarios.