Hernando ha mencionado los cuatro ejes sobre los que pivota dicho acuerdo. Así, ha explicado que el compromiso adquirido se basa en un refuerzo de la investigación, en un marco de financiación, en la puesta en marcha de un contrato programa que garantice el futuro de la UCLM y adoptar un calendario de pagos para "poder hacer frente a las deudas que dejó el anterior Gobierno de Cospedal" y que, según ha dicho, "podrían minar la viabilidad de la Universidad de Castilla-La Mancha si no lo atajamos".

El portavoz del Gobierno castellano-manchego ha añadido que en estos cuatros aspectos el acuerdo alcanzado ha sido "muy positivo"

y permitirá que la UCLM "vuelva a ser esa institución pionera y puntera y pueda incluso avanzar hacia un futuro mucho más brillante", ha informado la Junta en nota de prensa.

Hernando ha adelantado que los impagos a la Universidad de Castilla-La Mancha se elevan "a una cantidad muy importante, e incluso desorbitada", sin avanzar cifras, ya que aún se están recopilando todos esos datos para poder afrontar un calendario de pagos "que no deje nada en ningún cajón perdido". En este sentido, ha puntualizado que el Ejecutivo regional será exhaustivo a la hora de "rebuscar cualquier obstáculo" que impida que la Universidad de Castilla-La Mancha "avance a toda máquina".