Lago Michigan
El faro del Lago Michigan, congelado. Joshua Nowicki

Las bajadas de termómetros en varios territorios de Estados Unidos ha disparado las alertas en el país debido a la nieve, el frío y el viento. No obstante, estos fenómenos han dejado también imágenes dignas de recordar, como las que ha compartido el fotógrafo Joshua Nowicki del faro del lago Michigan, en la ciudad homónima, que se erguía como un castillo de hielo.

El faro, completamente congelado, ha sido comparado con el castillo de Elsa en la película de Disney Frozen o el de la Bruja Blanca en Las Crónicas de Narnia.

La explicación de la imagen no es otra que la combinación de fuertes vientos, olas y bajas temperaturas, que han desembocado en formas caracerísticas tanto en la estructura del edificio como en la pasarela, dándole un aspecto de lugar de cuento.