Así lo han informado los concejales de Medio Ambiente, Limpieza e Infraestructuras, María Jesús Pascual, Pedro Vega y José Sánchez, respectivamente, quienes han añadido que, a pesar de que no se tuvieron que lamentar daños personales, "al estar la ciudad en la cota más baja recibió el agua procedente de municipios situados en zonas más altas a través de los cauces, lo que provocó la acumulación de residuos en las playas y en los propios cauces, principalmente cañas, en especial en el entorno del arroyo Pajares y río Fuengirola".

"El propio domingo ya se estuvo trabajando de manera intensa para intentar paliar los efectos, unas labores que se incrementaron a lo largo de los días siguientes", ha señalado Vega, al tiempo que ha explicado que el área de Limpieza, tanto los trabajadores de la empresa concesionaria (Urbaser) como los municipales, actuaron de forma inmediata en los puntos críticos.

En este punto, ha destacado que se llegó a recopilar una cantidad de 1.100 metros cúbicos de tierra y lodo, lo que equivale a llenar unos 200 camiones.

PLAYAS

En concreto, Sánchez ha explicado que la imagen más llamativa del temporal tuvo como escenario principal el litoral. Miles de cañas arrastradas se acumularon en la arena, por lo que fue necesaria una maquinaria especial para que las playas recuperaran su estado habitual. Una labor, ha dicho, para la cual se contó también con la ayuda externa, debido al volumen extraordinario de residuos.

En este sentido, ha detallado que en el litoral se recogió todo tipo de residuos, pero en especial cañas, escombros y restos vegetales. "Hemos contabilizado un total de 3.441 toneladas, todo ello arrastrado por los cauces llegados desde los municipios que están en cotas más altas", ha afirmado, al tiempo que ha añadido que "ha sido un trabajo muy intenso y podemos decir que somos de los primeros municipios en tener todas las playas acondicionadas, aunque aún queda para tenerlas al cien por cien". En este punto, también ha destacado el "buen comportamiento" que tuvieron las infraestructuras del municipio.

RESPONSABILIDAD

Por su parte, Pascual ha subrayado que el principal problema se debió a la cantidad de residuos que llegaron a través de los cauces desde otros municipios.

Así, ha informado de que los arroyos de Fuengirola estaban limpios, aunque la Junta de Andalucía, que ostenta esas competencias, no ha hecho su labor en lo que esto se refiere y eso provocó la acumulación. Por ello, ha insistido en que la administración competente realice los trabajos de adecuación de cauces para que estos sucesos no vuelvan a ocurrir. "El problema no se generó en Fuengirola, sino que llegó de lo que recibimos de otros municipios. Por tanto, hemos sufrido la falta de mantenimiento", ha detallado la concejala.

En cuanto al parque fluvial, Pascual ha detallado que aún se está trabajando para que se recupere su buen aspecto habitual. No obstante, ha insistido en que, por sus características, se encuentra en zona inundable y en los días de lluvia fuertes, si el caudal del agua sube, estas instalaciones no se pueden usar.

Los equipamientos instalados son elementos que se pueden incluso desmontar para que en el caso de que se considerase la necesidad de retirarlos se pueda hacer sin problemas. De hecho, la parte de arriba es aún más diáfana, para que en el caso de que aumente de forma considerable el caudal esto no encuentre obstáculos y pueda fluir, como ocurrió.

"Tenemos la suerte de contar la mayor parte del año con un buen clima, pero no hay que olvidar que el parque fluvial está en un río como su propio nombre indica y está preparado para las avenidas de agua", ha concluido Pascual.

Consulta aquí más noticias de Málaga.