De ese total, son 424.100 unidades las que se fabricarán en Vigo, unas cifras que se sitúan un cuatro por ciento por encima de las correspondientes a 2015. Su ratio de exportación, además, se sitúa en el 90 por ciento.

Por su parte, la planta de la compañía en Madrid cerrará el año con 81.200 unidades fabricadas, lo que supone una disminución del siete por ciento con un 86,6 por ciento que se envía a otros países. El centro de Mangualde, de su lado, finalizará 2016 con 49.700 unidades fabricadas, un 6,5 por ciento más y una exportación del 88 por ciento.

Las tres plantas, que constituyen el denominado Polo Industrial Ibérico del Grupo PSA, cuentan con una plantilla formada por 8.100 trabajadores que se dedican a la producción de siete modelos como son los Citroën C4 Picasso, Grand C4 Picasso, C4 Cactus, Berlingo y C-Elysée, así como los Peugeot Partner y 301.

Adicionalmente, según ha informado la empresa en un comunicado, al cierre del año actual también se habrán fabricado un total de 27.000 colecciones CKD de vehículos, lo que se traduce en una mejora del 40 por ciento respecto a las 19.300 unidades fabricadas en 2015.

"SEGUIR MEJORANDO"

Al cierre del año, el Citroën Berlingo, con 151.000 unidades, será el modelo con mayor volumen de producción del grupo en la Península Ibérica, por delante del Peugeot Partner, con 139.600 unidades, y del C4 Cactus, que cierra el podio con 81.200 unidades.

Ante estas cifras, el director del Polo Industrial Ibérico, Frédéric Puech, afirmó que estas tres fábricas conforman un dispositivo industrial "altamente eficiente". "De cara al futuro, nuestra misión principal es seguir mejorando la excelencia operacional y garantizar el éxito de los próximos lanzamientos", subrayó.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.