En un comunicado, el Ayuntamiento donostiarra y la Compañía DBus han mostrado su rechazo ante esta nueva agresión, registrada este miércoles, y han reclamado "respeto" a los trabajadores del servicio en el desempeño de sus funciones.

Además, han trasladado su rechazo "tajante" al uso de la violencia hacia el personal de Dbus. También han mostrado su apoyo al trabajador agredido y han pedido "tranquilidad" en estas fechas en las que la afluencia de personas en la ciudad es mayor y se registran "mayores dificultades en la circulación", ya que "en ningún caso la violencia es la forma de resolver las incidencias que puedan surgir".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.