La Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla ha otorgado este año un total de 15.607 ayudas, lo que supone un aumento del 33 por ciento con respecto a las 11.706 gestionadas el año anterior, con especial atención a la cobertura de los servicios básicos y los pagos del alquiler de viviendas de quienes tienen problemas económicos

En rueda de prensa, tras realizar un reconocimiento al esfuerzo realizado por el personal de esta delegación, el responsable municipal del área, Juan Manuel Flores (PSOE), ha detallado que los servicios sociales comunitarios han gestionado un 33 por ciento más de ayudas que el año anterior, a 30 de noviembre de 2016, en línea también con un presupuesto un 33 por ciento mayor, al pasar de 3,6 millones en 2015 a 4,9 millones en 2016.

Flores ha destacado que durante el año y medio de mandato socialista se han atendido en los centros de Servicios Sociales a más de 30.000 familias, con 41.182 personas, con un total de 122.647 intervenciones por recurso aplicado. Esta atención ha sido requerida en mayor medida en los Distritos Cerro-Amate, Norte y Este-Alcosa-Torreblanca.

En este marco, se encuadran dos tipos principales de ayudas, las que son en especie -alimentos, higiene, mobiliario o electrodomésticos- y las complementarias o urgentes ante situaciones sobrevenidas, como ayudas al alquiler, para comedores sociales, vestido, pequeñas obras o para fármacos, entre otros. A esta última opción es a la que se ha dedicado la mayor parte de fondos en 2016, concretamente 3,3 millones, 1,3 millones más que en 2015.

MÁS DE 1.300 AYUDAS AL ALQUILER Y 6.200 LOTES DE ALIMENTOS

Así, se han otorgado 7.095 ayudas dentro de las citadas prestaciones complementarias, un 50 por ciento más de las 4.700 de 2015, yendo principalmente a suministros básicos -luz y gas-, que aumentan un cien por cien hasta las 2.355 ayudas para evitar cortes energéticos, destinándose para ello 450.000 euros frente a los 230.000 de 2015. Para apoyo al alquiler se han dado 1.351 ayudas, por 1,3 millones, frente a las 953 del año pasado; otros 592.964 para 1.001 ayudas a comunidades de propietarios -852 en 2015- y otras 962 para vestimenta -632 en 2015-, por 35.142 euros.

En cuanto a las ayudas en especie, se han entregado 6.257 lotes de alimentos, por 1,1 millones hasta diciembre, y 655 suministros de electrodomésticos por contingencias de las familias o por necesidad de amueblar una vivienda social, para lo que se ha empleado 240.000 euros. Además, se duplica la atención en los catering para menores, pasando de 120.000 ayudas para 530 menores a alcanzar este año a los 1.600 niños, con una inversión de 240.000 euros.

FONDOS POR 700.000 EUROS DE EMASESA

También ha hecho mención Flores a la labor desarrollada por la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento (Emasesa), que ha destinado un 800 por ciento más de fondos a evitar los cortes de agua por impagos de personas que no pueden afrontar los costes de las facturas. Así, se ha destinado 713.733 euros a sufragar 9.928 recibos en el área metropolitana en este ejercicio, frente a los 1.907 recibos de 2015 para los que se emplearon 118.000 euros.

El responsable municipal ha señalado que, de cara al proyecto de presupuestos de 2017, se hace una apuesta por el empleo, mientras que el presupuesto global del área sube un 20 por ciento. Sin embargo, las ayudas antes desgranadas crecen en menor medida al entender que están equilibradas respecto a la demanda existente en la ciudad, aunque teniendo en cuenta que éstas podrían recibir un apoyo extraordinario si fuera necesario.

UNA CARTERA DE SERVICIOS SOCIALES PARA TODA LA POBLACIÓN

"Nadie se queda en la ciudad sin luz, gas o agua por el hecho de no poder pagarlo", recalca Flores, que insta, además, a reflexionar sobre el modelo de servicios sociales a crear. En este sentido, entiende que estos servicios han de dar el salto ante el modelo de sociedad existente, con un número cada vez mayor de personas solas y con sueldos bajos.

Considera que habría de ir más allá del planteamiento actual y entrar en la red de otras necesidades genéricas, como la sanidad o la educación, poniendo como ejemplo el cubrir la ayuda que podría necesitar una persona sola con un sueldo bajo pero que requiere de alguien que la ayuda durante unos meses al haber tenido un accidente o una enfermedad. "Cualquier de nosotros podemos necesitar en un momento dado una prestación", recuerda, apostando por abrir la cartera de servicios sociales a la población general.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.