El resultado presupuestario ajustado y el remanente de tesorería para gastos generales presentados por el Ayuntamiento se verían reducidos en 167.215 euros y 778.228 euros, respectivamente, por la inclusión de los ajustes pertinentes y el nuevo cálculo de las desviaciones en los estados financieros, según el informe de la Sindicatura.

El documento pone de manifiesto que el Ayuntamiento ejecutó determinadas gastos sin un contrato administrativo que los amparara y apunta que recursos propios generados durante el ejercicio y el remanente de tesorería para gastos generales que provenía de ejercicios anteriores se consideraron indebidamente como unos agentes de financiación más.

El cálculo de las desviaciones de financiación se hizo de forma manual a través de una hoja de cálculo, en contra de la normativa, que establece la obligatoriedad de incluir dentro del módulo informático los datos necesarios para poder obtener de manera automática la información requerida.

Los proyectos de financiación afectada referentes al gasto corriendo no se consideraron como tales y, por lo tanto, no se incluyeron dentro del cálculo de las desviaciones de financiación y tampoco se consideraron los gastos, tanto de capital como corrientes, de ejercicios anteriores.

Consulta aquí más noticias de Lleida.