Esta modificación debe suponer garantizar que el trabajo que se presta en un mismo sector se realice en igualdad de condiciones laborales y salariales, independientemente que se esté contractado directamente por una empresa o por una empresa subcontratada, según informan ambas sindicatos en un comunicado.

Este martes, la mayoría del Pleno del Congreso de los Diputados ha apoyado la toma en consideración de la proposición de ley presentada por el Grupo Socialista de modificación del artículo 42.1 del Estatuto de Trabajadores para igualar las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados respecto a los de la empresas matriz.

Esta iniciativa, rescatada ahora por el PSOE, fue presentada hace aproximadamente dos años a instancia del PSIB-PSOE después de ser trabajada, de manera conjunta, con UGT y CCOO de las Islas Baleares, a raíz de la problemática detectada en la externalización de actividades a través de empresas multiservicios en el sector de la hostelería, han recalcado al respecto.

Así, CCOO y UGT han apuntado que estas empresas multiservicios, al disponer de convenio propio, rebajaban entre un 30 y 40% el salario, de los trabajadores subcontratadas, respecto al fijado en el convenio de hostelería y fijaban condiciones laborales también por debajo del convenio sectorial, haciendo aumentar, de este modo, la precariedad.

"Ahora, el trabajo que iniciaron conjuntamente CCOO y UGT de las Islas Baleares y el PSIB tiene más posibilidades de dar fruto, pues se puede conformar una mayoría parlamentaria que apruebe esta iniciativa, cosa que fue imposible por el voto contrario de la mayoría absoluta del PP hace dos años", han apuntado al respecto.

Ambos sindicatos han recordado el avance que supuso, en la firma del convenio de hostelería de la Isla Baleares, el hecho que los trabajadores de empresas externalizadas de este sector cobrasen su salario según lo dispuesto en dicho convenio, en lugar de lo estipulado en los convenios de empresa.