'El Rubio'
'El Rubio', custodiado por agentes. ATLAS

El compañero de celda de Antonio Ojeda, El Rubio, en la cárcel de Gran Canaria ha relatado al juez que éste acaba de confesarle que mató a Yeremi Vargas, en una confidencia hecha cuando estaba apesadumbrado por la condena que acaban de imponerle por abusar de otro niño.

"Se me fue de las manos, echó a correr y tuve que desaparecerlo", dijo El Rubio cuando su compañero le preguntó por Yéremi, según ha contado este último recluso al Juzgado que desde hace casi diez años investiga la desaparición del niño de Vecindario, en una declaración que adelantan los diarios Canarias 7 y La Provincia.

Ojeda se convirtió hace meses en el principal sospechoso del posible homicidio del pequeño Vargas, por una serie de indicios que lo sitúan en el mismo lugar donde se perdió su rastro el 10 de marzo de 2007 y por varios comentarios que había hecho en la prisión de Algeciras, alardeando de saber lo que pasó. Sin embargo, El Rubio nunca ha admitido hasta ahora ser el responsable de lo que le pasó al niño.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.