La ropa 'poderosa' de Margaret Thatcher ya es pieza de museo

  • Tres conjuntos de la autoritaria Dama de Hierro entran en la colección permanente de textiles y moda del Museo Victoria & Albert de Londres.
  • Los especialistas del centro destacan que los modelos eran elegidos por la primer ministro para 'proyectar autoridad' y aparecer como una 'mujer poderosa'.
  • Encuentran en un bolsillo de una chaqueta el 'secreto' de la voz estridente de la política: caramelos Nipits para suavizar la garganta y elevar el tono vocal.
Vista general del panel dedicado a los trajes de Margaret Thatcher en el Museo V&A de Londres
Vista general del panel dedicado a los trajes de Margaret Thatcher en el Museo V&A de Londres
© Victoria and Albert Museum

"Tuve un interés especial en la ropa, como muchas mujeres, pero también era importante en extremo dar la impresión correcta para cada ocasión política", declaraba Margaret Thatcher en 1993 en su libro de memorias Los años de Downing Street (1993). En el vestir, era consciente de que debía transmitir autoridad: llevar la prenda equivocada podía resultar desastroso para la reputación de la primera mujer que ostentaba el cargo de primer ministro en la historia del país. "Jamás llamativa, sólo adecuada" era su gran máxima en la moda.

El museo Victoria y Alberto (V&A) de Londres anuncia la adición a su exposición permanente de tres conjuntos que la Dama de Hierro llevó en "momentos significativos de su vida pública y privada". Las prendas, donadas a comienzos de este año por los hijos y los nietos de Thatcher, ponen de relieve, según Claire Wilcox (comisaria de moda del museo) un interés por "proyectar autoridad" y transmitir una fortaleza de carácter "como mujer poderosa en un ambiente predominantemente masculino".

Primera ministra del Reino Unido de 1979 a 1990, fue la reina del neoliberalismo. La privatización de las empresas estatales y la educación fueron su bandera. Fue conocida no sólo por ser implacable con ayudas sociales y sindicatos, sino por cerrar minas e industria y privatizar incluso el ferrocarril, llevar una política exterior escéptica con la joven UE, aliarse con el presidente estadounidense Ronald Reagan en la lucha contra el comunismo y llevar la voz cantante en la Guerra de las Malvinas.

Como líder del Partido Conservador, el azul —color de la formación política— tuvo especial presencia en el fondo de armario de la política. Una de las tres piezas que a partir de ahora se exhibirán en el museo de modo permanente es un traje de lana azul de la exclusiva casa de modas londinense Aquascutum y que llevó cuando votaba en las elecciones generales de 1987, en las que fue reelegida. También de los mismos fabricantes es un conjunto con brocados y manto de tafetán, un modelo que hace pocas concesiones a la elegancia singular que debe implicar un traje festivo.

Rosa fucsia de crepé de lana

Para las apariciones públicas Thatcher apostó siempre por diseñadores también londinenses como Tomasz Starzewski (1961), creador del tercer modelo, un traje rosa fucsia de crepé de lana. El tono llamativo era uno de los favoritos de Denis Thatcher, el marido de la estadista, también vinculado al sombrero negro de seda con plumas que se expone junto a los trajes y que ella llevó tanto en el funeral del cónyuge en 2003 como en el de Ronald Reagan un año después.

Durante la preparación de los conjuntos para ser exhibidos en el museo, los especialistas fueron responsables de un singular hallazgo que resuelve el misterio del tono de voz de la Dama de Hierro, sólido y profundo cuando era necesario y estridente y temible en los momentos en los que mostraba su fondo dominante y agresivo: un par de pastillas caramelizadas para la garganta que la política, al parecer, llevaba siempre a mano.

'Ideales para cantantes y oradores'

En uno de los bolsillos del conjunto azul de Aquascutum había dos Nipits, unos tradicionales caramelos licorizados para chupar, por supuesto de fabricación británica, que prometen "voz clara" y "garganta suave", se despachan en pequeñas latas y están en el mercado desde la década de los años veinte del siglo pasado. Los Nipits, aseguran los prospectos, son "ideales para cantantes y oradores".

El V&A se había mostrado reacio en un primer momento a adquirir modelos de la política, al considerar, cuando los herederos intentaron venderles ropa, que el criterio de sus colecciones es la “excelencia estética o la calidad técnica” y no el “valor intrínseco social o histórico”. Finalmente, los hijos y nietos subastaron primero muchos objetos personales de Thatcher, fallecida en 2013 a los 87 años, y han terminado por donar los conjuntos que ahora pasan a exhibirse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento