La evacuación de personas en el este de Alepo se ha reanudado, según ha asegurado a Reuters un responsable de Naciones Unidas en Siria, horas después de que el proceso quedara aplazado por el ataque contra los autobuses que iban a evacuar a heridos de las localidades de Fua y Kefraya.

"Las evacuaciones están en marcha. Los autobuses y las ambulancias están saliendo del este de Alepo ahora", ha afirmado el responsable de Naciones Unidas, antes de precisar que el primer autobús salió a las 23.00 horas del domingo.

Al menos 3.500 personas habrían salido de los barrios asediados, en paralelo a la salida de 500 personas de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG apuntó que en las últimas horas 65 autobuses han partido de los distritos sitiados del este de Alepo en dirección al área de Al Rashidín, al oeste de la urbe.

Este domingo, las evacuaciones en Alepo y en Fua y Kefraya habían quedado paralizadas después de que hombres armados atacaran cinco autobuses que estaban preparados para trasladar a las personas que quieren salir de las dos localidades asediadas por los rebeldes.

El Observatorio ha indicado que el régimen y sus aliados han permitido finalmente este domingo la salida de autobuses y ambulancias desde el este de Alepo con dirección a la zona de Al Rashideen, controlada por rebeldes y situada fuera de la ciudad. El primer convoy de evacuación ha permanecido cuatro horas parado hasta que ha salido por la carretera en la zona de Ramusá, en el este de Alepo.