El fiscal no se opone a la petición de Rocío de donar parte de su hígado a su hija Noara

  • Dice que la menor, está "en pleno uso de sus facultades" y "no fue presionada por ningún familiar".
  • La Organización Nacional de Trasplantes piensa que la mejor opción es el trasplante de un cadáver.
  • La Asociación Defensor del Paciente cree que la decisión sólo concierne a los padres.

La Fiscalía sevillana no se opone a la petición que realiza Rocío, la madre de 17 años de Camas (Sevilla), de someterse a una intervención quirúrgica para donar parte de su hígado a su hija Noara, de seis meses, puesto que la menor "está en pleno uso de sus facultades" y "no fue presionada por ningún familiar".

Los informes de los forenses que ha presentado el abogado de la joven ante el juzgado de Primera Instancia número 17aconsejan esta intervención, pues "la menor está en buen estado" y "es imprescindible para salvar la vida del bebé".

Rocío y su abogado pidieron ayer en el juzgado permiso "especial" para llevar a cabo la operación (un menor de edad no puede convertirse en donante vivo) para así, acudir "cuanto antes" al Hospital Reina Sofía (Córdoba), donde, previsiblemente, se prepararía la operación. El juez debe aún decidir.

El abogado ha añadido a su demanda informes médicos en los que se pone de manifiesto que la solicitante está "sana", que su hija sufre una enfermedad que requiere solución "inmediata" y los "posibles riesgos que hay en una operación de trasplantes de órganos".

Sin embargo, el doctor Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), asegura que el trasplante hepático de donante vivo que solicita Rocío no es "ni la primera, ni la única ni la mejor" opción para el bebé.

En este sentido, señala que Noara "no necesita un trasplante de la noche a la mañana" y que su situación "no es diferente" a la que viven 16 menores que se encuentran en lista de espera para un trasplante hepático, diez de ellos con la misma enfermedad que la pequeña Noara.

El director de la ONT comprende la preocupación de esta joven, pero también la de los padres de bebés inscritos en la lista de espera, que se "alarman" ante iniciativas como éstas, ya que, a su juicio, pueden considerar que siguiendo los cauces regulares no hacen todo lo posible por salvar la vida de sus hijos.

La enfermedad

La atresia de vías biliares que sufre Noara (un defecto en el desarrollo de las vías por donde se expulsa las bilis) es una enfermedad de "progresión lenta", según el representante de la ONT, y su primera opción de "tratamiento" es el trasplante de cadáver. Para ello, los niños deben registrarse en la lista de espera de la organización nacional.

Ésa ha sido la recomendación del Hospital Reina Sofía de Córdoba, centro que trata a Noara y que incluyó a la pequeña en la lista de la ONT hace tres semanas.

En España, "se prioriza a los niños de hígado y riñón y la probabilidad de que el órgano les llegue pronto es muy alta, dada la alta tasa de donación del país", advierte.Además, recuerda que el trasplante de cadáver no sólo es la opción "más frecuente", sino también "la más segura".

No obstante, considera que la "ventaja" de un trasplante de donante vivo es que se elimina el tiempo de espera (en niños, la media es de dos y tres meses) y ve "perfectamente razonable" que Rocío quiera donar su hígado a su hija, acogiéndose a la figura legal del menor maduro, capacitado para tomar decisiones sanitarias. "Si el juez dice que sí, no tenemos nada que oponer", añade.

Un niño por millón

La enfermedad de Noara afecta en España a un niño de entre un millón y es la enfermedad que, con más frecuencia, lleva al trasplante a niños de entre uno y cinco años.

Al año, entre 40 y 50 niños necesitan un trasplante a causa de esta dolencia en nuestro país.

En total, han sido 300 los niños que han recibido un nuevo hígado por esta causa desde que se iniciaron los trasplantes en España.

Decisión de los padres

Por su parte, la Asociación Defensor del Paciente rechaza que sea el juez el que decida sobre el deseo de la joven sevillana.

Carmen Flores, su presidenta, cree que ésta es una decisión que sólo concierne a los padres de la niña, que son los que tienen "potestad para decidir por ella", pero la ley "es así" y hay que acatarla.

El caso de Rocío, añade, es "un tema delicado y una decisión muy difícil", ya que manifiesta que nadie garantiza que, en caso de que la donación no se pudiese realizar hasta que la joven alcance la mayoría de edad, el bebé pueda vivir los cinco meses que faltan hasta ese momento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento