Correa estalla y llama "golfo" y "sinvergüenza" al delator de la Gürtel en un receso del juicio

El exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas, conocido como el delator de la Gürtel, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernado de Henares.
El exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas, conocido como el delator de la Gürtel, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernado de Henares.
Fernando Villar / EFE

El cabecilla de GürtelFrancisco Correa no ha podido contenerse esye miércoles al escuchar la declaración del exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas,autor de las grabaciones que destaparon la trama, y le ha dedicado insultos como "golfo" y "sinvergüenza" en un receso del macrojuicio.

Correa ha aprovechado ese receso para acercarse al exedil, insultarle y recriminarle que, antes de denunciarle, iba "cada mes a por la pasta", según fuentes que han presenciado la discusión.

La animadversión entre ambos ha sido patente desde el comienzo del juicio, pero hasta ahora no había habido ningún enfrentamiento público entre ambos.

Durante su declaración, Peñas ha recordado que empezó a grabar las conversaciones que mantenía con Correa a lo largo de casi dos años cuando empezó a detectar prácticas corruptas.

Correa por su parte aseguró en el juicio que el exedil le denunció después de negarse a darle "los últimos diez millones de pesetas" que le había pedido para hacer frente a una serie de impugnaciones que había perdido y que lo hizo por que ya "le había dado mucho dinero".

También quiso dejar en evidencia que Peñas, con el que colaboró para montar un partido nuevo con el que presentarse en las elecciones al Ayuntamiento de Majadahonda, vivió dos años en su casa, tiempo en el que el denunciante llegó a mantener una relación estrecha con su familia, incluida su hija de entonces cuatro años a la que dijo que le llamaba incluso "tío Pepe".

Gastos para el partido

Peñas por su parte se ha defendido de esas acusaciones y ha explicado que los 3.000 euros mensuales que recibió de Correa a partir de marzo de 2007 -remuneración a la que ha aludido cuando le ha recriminado que iba cada mes a por "la pasta"- eran para gastos del partido que el jefe de la Gürtel les ayudó a fundar, incluyendo una cantidad de 7.000 euros apuntada como "extra" en la contabilidad de la trama.

"A lo largo de estos años se ha hablado de motivos espurios, de que si debía dinero, que si les había pedido dinero, que si era para pedirles dinero...", ha lamentado.

"Podía haberme metido hasta las cachas en las tramas de las empresas de Correa. Tomé la decisión de hacer lo que para mí tenía que hacer, que era aportar a la justicia el mayor número de pruebas posibles", ha insistido.

A este respecto ha recalcado que, desde que denunció, él y su familia han recibido presiones. "Hay que tener en cuenta que el aspecto económico de este caso es enorme, hay grandes empresas del Ibex que han caído, cualquiera puede haber hecho eso. No tengo ningún miedo, lo que he hecho lo he hecho, estoy orgulloso de estar aquí".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento