Marfil
Marfil EUROPA PRESS/AY TERRINCHES

La divulgación del estudio de este complejo tumular de Terrinches, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), ha contado previamente con "un riguroso proceso" alemán de revisión del contenido por evaluadores expertos en la materia, lo que supone "un importante aval científico", según ha informado el Ayuntamiento de Terrinches en nota de prensa.

El alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, ha mostrado su satisfacción por la primera ocasión en que el Instituto Arqueológico Alemán, que realiza actividades de investigación arqueológica desde hace 187 años y que tiene sede en Berlín y en Madrid, muestra interés en publicar en su revista internacional materiales arqueológicos de Campo de Montiel.

"Estamos trabajando a un nivel altísimo", ha sostenido Peláez, que ha indicado que los resultados obtenidos en las investigaciones "parecen indicar que Castillejo del Bonete participó de una red de intercambio prehistórica con marfil llegado al estuario del Segura y que, desde allí, fue distribuido hacia el interior de la Meseta".

"Es sorprendente que dos de los botones hallados formaran parte de las vestimentas de una difunta que se alimentó de forma habitual con proteína marina. Castillejo del Bonete revela que en la Prehistoria Reciente se producía una notable movilidad de personas, objetos e ideas en un contexto territorial intercontinental", ha explicado el primer edil.

Por su parte, el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y director de estas excavaciones arqueológicas, Luis Benítez de Lugo, y coautor del trabajo publicado, ha destacado que Castillejo del Bonete no era una mera tumba, sino un lugar "complejo, dotado de una fuerte carga simbólica, en el cual fueron celebrados rituales que incluían el movimiento de los muertos y sus ajuares para ser depositados en unas construcciones orientadas a las estrellas".

Benítez, junto con el resto de autores, ha agradecido a los expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de las universidades de Granada y Alcalá de Henares y de la California State University su apoyo y asesoramiento a estos estudios, reflejados finalmente en el libro 'Marfil para los muertos en la Cultura de las Motillas: los botones de Castillejo del Bonete'.