El FMI pone fin a la era de los recortes y urge a España a subir la recaudación, sobre todo el IVA

  • El Fondo insta a reducir exenciones en el IVA y elevar el tipo del sector turístico, invertir más en I+D y revisar el gasto en Sanidad y Educación.
  • Apunta más deberes: reducir "de forma inmediata" el paro juvenil y de larga duración, atajar la temporalidad y elevar la productividad de las pymes.
  • El organismo no escatima adjetivos y califica de "impresionantes" las reformas económicas efectuadas por el Gobierno durante la crisis.
  • Lee el informe del FMI sobre la economía española [PDF].
Andrea Schaechter (dcha), jefa de la misión del FMI en España, durante la rueda de prensa en el Banco de España para presentar el informe anual del Fondo.
Andrea Schaechter (dcha), jefa de la misión del FMI en España, durante la rueda de prensa en el Banco de España para presentar el informe anual del Fondo.
H. M. G.

La visión que los 'hombres de negro' del FMI se llevaron de España durante su visita en octubre fue dual. Por un lado, no dudan en alabar las reformas efectuadas durante la crisis, pero observan grandes carencias sobre las que España debe "actuar de inmediato". Apuntan esencialmente cuatro: reducir el desempleo, aumentar los ingresos tributarios, reformar la financiación autonómica y elevar la productividad.

La valoración se recoge en la Declaración Final que elabora el organismo de forma anual y que se ha presentado este martes. El informe destaca la "impresionante recuperación y vigorosa generación de empleo" de nuestro país, pero considera que aún "debe avanzarse más" porque los ajustes efectuados son "incompletos" y persisten debilidades estructurales. "Más españoles podrían beneficiarse de la recuperación económica", alerta el informe.

¿Y por dónde recomienda el Fondo avanzar? Por el lado del gasto, parece que ya no. "España tiene un gasto público relativamente bajo respecto al resto de países", ha explicado en rueda de prensa la jefa de la misión del FMI en nuestro país, Andrea Schaechter. "Siempre hay espacio para un ahorro de costes, pero cada vez encontramos menos espacios para realizarlo".

Más recaudación por IVA y un tipo mayor en la hostelería

El FMI identifica que esos espacios están ahora en la acera de los impuestos. Y España, dice el informe, "puede permitirse aumentarlos". El organismo dirigido por Christine Lagarde recomienda aumentar la tributación en los impuestos indirectos, aquellos que gravan el consumo. Entre ellos, los especiales y los ambientales —ambos subirán ya con la reciente subida fiscal el Gobierno— pero sobre todo... a través del IVA.

Para incrementar el IVA se proponen dos frentes de actuación: por un lado "reducir gradualmente" las exenciones en el impuesto; y por otro, elevar el gravamen de algunos sectores, como la restauración y la hostelería, que actualmente disfrutan de una tributación del 10% frente al tipo general del 21% y que han servido de motor para la recuperación económica en España gracias al boom del turismo.

"Sabemos que el turismo es importante para España, pero también lo es para otros países con sectores turísticos potentes y no ellos no diferencian el IVA de este sector respecto al tipo general", asegura Andrea Schaechter, que recuerda que España recauda tres puntos menos por este impuesto que la media comunitaria. "Si el sector es competitivo, puede afrontar perfectamente un IVA más elevado".

De la austeridad... a una "eficiencia" en los gastos

Los recortes han dejado de ser prioritarios para el FMI, pero no quiere que el Gobierno se descuide en el terreno del gasto por varios motivos: primero, porque persiste "una elevada deuda pública del 100% del PIB", también porque hay que cumplir con los objetivos de déficit —hay que bajar punto y medio el próximo año, hasta el -3,1%— y por último, porque la economía española es "todavía vulnerable a shocks externos", como podrían ser la finalización de los estímulos monetarios, los efectos del brexit o el encarecimiento del petróleo.

Pese a estos factores de desequlibrio, el Fondo confía en la buena marcha de la economía española y ha revisado una décima al alza la previsión de crecimiento del PIB para este año (3,2%) y para el siguiente (2,3%), respecto a su anterior estimación de octubre.

"El gasto puede ser más eficiente. No sugerimos más austeridad, pero los ajustes deben ser constantes", apuntó Schaechter durante su comparecencia en el Banco de España para presentar el informe. Dos áreas son las marcadas en rojo por el FMI: la Sanidad y la Educación. "No hablamos de un recorte amplio como en el pasado, los grandes ajustes ya se han realizado. Pero siempre se pueden economizar áreas que presenten ineficiencias".

Ajustar el gasto y elevar los ingresos permitiría equilibrar el déficit en los años venideros. Pero el FMI advierte que el plan fiscal anunciado hace días por el Gobierno no será "suficiente" para lograrlo y por eso insta a tomar medidas "estructurales" que vayan más allá de confrontar gastos e ingresos. Dos debilidades de nuestra economía están en la mirilla del Fondo: la dualidad del mercado laboral y la baja productividad.

La temporalidad laboral "inhibe" invertir en los trabajadores

"Todavía hay muchos españoles sin empleo y no se les puede dejar atrás", recuerda Andrea Schaechter. El FMI admite que España ha rebajado ocho puntos su tasa de desempleo en los últimos años, pero considera que el 18,9% sigue siendo demasiado alta respecto a los países de nuestro entorno.

Los colectivos más afectados son los jóvenes de baja cualificación y los parados de larga duración, así que el Fondo propone como "prioridad inmediata" más políticas activas de empleo, como tutorías personalizadas, y una mejor coordinación con los gobiernos regionales. "Es un reto capital", dice el informe.

El organismo, sin embargo, está aún más preocupado por la "extendida utilización de los contratos temporales", que provocan volatilidad en el empleo e inhibe la inversión de las empresas en capital humano."La reforma laboral flexibilizó el mercado de trabajo y lo hizo más resiliente, pero aún existentes muchos incentivos para que los empresarios prefieran contratar de forma temporal", asegura Schaechter.

"Hemos debatido cómo solucionar la dualidad laboral en España y creemos que debería considerarse implantar el contrato único y la mochila austriaca para elevar la contratación indefinida", apunta la jefa de la misión del FMI en España. La segunda de estas medidas fue precisamente puesta sobre la mesa ayer por la ministra Báñez, como parte del acuerdo de investidura que tiene con Ciudadanos.

El organismo urge a hacer "más atractivos" los contratos fijos, dotar a las empresas de "mayor seguridad jurídica" en materia de despido y concederles más "flexibilidad" en materia de condiciones de trabajo. ¿Significa esto abaratar el despido en los contratos fijos? Schachter, preguntada por 20minutos, no se moja al respecto pese a que el FMI sí lo pedía abiertamente en informes anteriroes. Pero sí apunta que "no debería llegarse a esta homogeneización a través del encarecimiento del despido de los temporales".

El FMI recomienda además proseguir con la "moderación salarial" y dejar que los sueldos de forma paralela al aumento de productividad de la economía. La reciente subida del salario mínimo del 8%, pese a parecer contraria a este dogma, no preocupa al FMI. "Puede beneficiar a un colectivo débil y al final afecta un número pequeño de trabajadores", matiza Andrea Schaechter.

Un problema de productividad

Otro aspecto flojo que el FMI observa en España es que "a medio plazo España seguirá enfrentándose a un débil crecimiento de la productividad". La culpa, según el Fondo, es de un tejido productivo dominado por pequeñas empresas con una productividad baja, pero que "tienden a seguir queriendo ser pequeñas" y eso les hace ser menos competitivas, innovadores y exportadoras respectos a las de otros países.

"Hay que apoyar la innovación por medio de la inversión privada en I+D y mejorar la eficacia del gasto público en estas políticas", asegura el Fondo sobre España, un país que apenas dedica un 1,2% de su PIB a la investigación, el peor dato desde 2006 y lejos del 2% promediado en la Unión Europea.

El FMI propone ademas mejorar la financiación autonómica. "Si no se reforma, seguirá siendo un riesgo para cumplir los objetivos fiscales", dice el FMI. Por ello insta al Gobierno a exigir a las regiones que cumplan su límite de desvío presupuestario (un -0,6% del PIB en 2017) aunque cree que puede haber "espacio" para que cada región disponga de un déficit personalizado, "habida cuenta de que algunas parte de un desajuste mayor que otras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento