Matteo Renzi
Matteo Renzi, dimitido primer minsitro italiano, circula por Pontassieve, cerca de Florencia (Italia), un día después de presentar su dimisión. EFE

El banco italiano Monte dei Paschi di Siena (MPS) se desplomó este viernes en la Bolsa de Milán, donde llegó a caer un 11,42% después de que la prensa italiana informase de que el Banco Central Europeo (BCE) había rechazado una prórroga de su ampliación de capital.

La cotización de las acciones de MPS quedó suspendida a las 14.51 horas locales (13.51 GMT). El consejo de administración de MPS se reunirá a lo largo de la tarde de este viernes para analizar la situación, según los medios italianos.

El banco toscano acumula una vasta cartera de créditos morosos de los que debe deshacerse  El pasado 7 de diciembre, el banco MPS pidió al BCE una prórroga hasta el 20 de enero para formalizar la ampliación de capital de 5.000 millones de euros en la que está inmerso.

El tercer banco de Italia tenía hasta finales de diciembre para concluir la operación, pero alegó ante el BCE que era necesario ampliar el periodo un mes más debido a la crisis política que atraviesa el país, tras la dimisión de Matteo Renzi como primer ministro.

La entidad expuso que consideraba preciso aclarar la situación política de Italia antes de concluir el proceso, ya que el contexto de incertidumbre que afecta a Italia podría perjudicar al banco y alejar la inversión privada.

MPS se encuentra en un momento de reestructuración y saneamiento de sus cuentas, después de que en julio pasado fuera la única entidad que quedó por debajo de los valores mínimos exigidos a 51 bancos europeos evaluados por la Autoridad Bancaria Europea.

El banco toscano acumula una vasta cartera de créditos morosos de los que debe deshacerse y, para solucionar sus problemas de solvencia, ha aprobado recientemente una ampliación de capital, la tercera en los tres últimos años.