Todo ello después de que la entidad de Cáritas Huelva haya contabilizado a unas 730 personas que "malviven" en unos 25 asentamientos de la provincia, principalmente en Lepe, Mazagón, Palos de la Frontera, Moguer y Lucena, una cifra que previsiblemente aumentará en febrero, debido al inicio de la campaña de recolección de la fresa, fecha en la que se pueden contabilizar hasta 2.000, unos asentamientos que "han pasado a ser crónicos".

Al respecto, según han señalado a Europa Press desde la Subdelegación, se trata de "un asunto complejo" que requiere la colaboración, cada una desde su ámbito competencial, de todas las administraciones y teniendo como base la lealtad institucional. Del mismo modo, aseguran que las competencias de la Administración General del Estado se circunscriben, principalmente, a la seguridad y los permisos de residencia.

En cuanto a los fondos, aseguran que han sido concedidos a estas ONG por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas (IRPF) correspondientes a los ejercicios de 2012, 2013, 2014 y 2015.

La última aportación de estos fondos a proyectos de atención de los inmigrantes, correspondientes al IRPF de 2015, asciende a 403.312 euros.

Gracias a estas ayudas, Cruz Roja Española, la Fundación Cepaim, Huelva Acoge, la Asociación Comisión Católica Española de Migración y Fecons han podido desarrollar en estos últimos años una serie de programas de actuación para atender a la población inmigrante en la provincia de Huelva.

Entre otras iniciativas, Cruz Roja lleva a cabo un programa de acogida integral a inmigrantes y otro de atención a personas vulnerables en asentamientos que suman, en estos cuatro años, una ayuda total del Gobierno, a través del IRPF, de 491.500 euros.

Por su parte, la Fundación Cepaim realiza diversas iniciativas dirigidas a facilitar la inserción sociolaboral de los inmigrantes, el acceso a viviendas y alojamientos a aquellos que viven en asentamientos o promover su inclusión activa. Además, también lleva a cabo un proyecto de sensibilización entre la población inmigrante contra la violencia doméstica de las mujeres. En total, la Fundación Cepaim ha recibido en estos cuatro años 505.186 euros.

Huelva Acoge también desarrolla un proyecto de acceso a la vivienda y alojamiento de inmigrantes asentados que ha recibido 266.000 euros del IRPF, mientras Fecons tiene un comedor social en el municipio de Lepe que ha contado con una ayuda de 222.000 euros en los tres últimos años.

Sobre este asunto, el subdelegado del Gobierno en funciones, Manuel Iglesias, ha destacado la importancia de estos fondos destinados a organizaciones de reconocido prestigio que trabajan con inmigrantes, ya que "hace posible distintas iniciativas dirigidas a prestar una ayuda básica a los que viven en los asentamientos, facilitarles su acceso a un alojamiento digno y promover su inserción social y laboral".

En este sentido, el subdelegado ha valorado la "extraordinaria labor" que desarrollan estas ONG y ha resaltado "el ejemplo de solidaridad de todos los voluntarios que dedican su tiempo y esfuerzo en ayudar a los demás".

Consulta aquí más noticias de Huelva.