El alcalde de Santiago, Martiño Noriega
El alcalde de Santiago, Martiño Noriega EUROPA PRESS

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, considera "injusta" la multa cohercitiva de 1.000 euros impuesta por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santiago para que cumpla la sentencia sobre el hotel compostelano A Quinta da Auga, según ha publicado este viernes el diario 'La Voz de Galicia'.

"Este tipo de noticias no son agradables ni justas", ha confesado el regidor a los medios tras ser preguntado al respecto en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno local. A este respecto, ha hecho hincapié en la cantidad de sentencias que han llegado al Ayuntamiento en este último año: "La cuantía de las mismas se estima en tres millones de euros", ha precisado.

En esta misma línea, ha desvelado que está apercibido personalmente con su patrimonio en un número aproximado de entre 20 y 30 casos. "Es un mecanismo que emplean los jueces para presionar y conseguir la ejecución de las sentencias", ha lamentado, justo después de tirar de humor y retranca: "Por eso traje la gorra: para pasarla al acabar la rueda de prensa".

En el caso concreto del hotel A Quinta da Auga, ha asegurado que "no hay una posición del Ayuntamiento paralizante" respecto a la ejecución de la sentencia. Concretamente, dicho proceso judicial viene de la época del exalcalde Xosé Sánchez Bugallo: "Estamos hablando de una sentencia que obliga al Consistorio a iniciar el derrumbe de una parte de un hotel para el cual el Ayuntamiento concedió licencia", ha recordado Noriega.

"CORREGIR" LA PERMUTA DE TERRENOS

A este respecto, ha explicado que la postura del Ayuntamiento para cumplir dicha sentencia pasa por "no entrar tanto en lo construido e ir al derrumbe", sino por "corregir lo que se considera el origen del problema". Y este es, ha señalado el regidor, la permuta de terrenos

que en su momento se hizo para permitir la ampliación del hotel. "Se llegó a la conclusión de que fue una permuta por la cual no se pagaron precios justos", ha apostillado.

A continuación, ha indicado que el apercibimiento sobre su situación personal es de "principios de noviembre": "Yo no sé si lo publicado hoy (este viernes) tiene que ver con algo, sobre lo cual, aún no tenemos constancia, que podría ser", ha añadido.

Sobre este tema, ha precisado que, a principios de noviembre, se produjo el citado apercibimiento contra su patrimonio personal y se pidió al Ayuntamiento que aclarase cuál iba a ser su estrategia para cumplir dicha sentencia, cosa que el Consistorio ya hizo.

En todo caso, ha rechazado pensar en el derrumbe de una parte del edificio: "Yo no quiero pensar que responsabilidad patrimonial puede suponer (el derrumbe) para el Ayuntamiento, en el momento en que éste concedió la licencia para este hotel. No está cuantificado", ha explicado.

"VAMOS VIENDO"

Preguntado directamente por si pagará dicha multa, ha subrayado que eso no le toca decidirlo a él, sino al juez. De todos modos, ha apostado por "ir viendo" cómo se desarrolla este asunto.

A continuación, ha indicado que, aunque no tiene "ningún interés" en cuestionar la herencia recibida, no ve "normal" pagar sentencias que alcanzan los "tres millones de euros".

Acto seguido, ha subrayado que las responsabilidades políticas no son del actual Gobierno local, por lo que no ve justo que la vía empleado por el juez sea el apercibimiento patrimonial al alcalde. "Va a haber muchos voluntarios para ser el próximo alcalde o alcaldesa de esta ciudad", ha ironizado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.