Afirma que la Junta ha enviado a 150 vecinos una carta anunciándoles que serán desahuciados de sus viviendas en el plazo de un mes, una media que la parlamentaria del PP Ana Vanessa García ha considerado "vergonzosa".

García ha defendido que la obligación de la Junta es "garantizar el derecho a una vivienda digna" y "no puede mandar cartas anunciando un desalojo inminente sin preocuparse de las necesidades de esas personas y sin darles ninguna alternativa".

Ha subrayado que la Junta es propietaria de viviendas vacías en la Zona Norte y se ha referido al edificio 14 de Abril, donde hay 28 casas que se hicieron con la idea de convertirlas en apartamentos para estudiantes y "que no se han ocupado desde que se construyeron".

Por su parte, el concejal en el Ayuntamiento de Granada Rafael Caracuel ha puesto el acento en que la vivienda es una competencia de la administración andaluza y no del ayuntamiento de la capital.

Por eso le parece que el anuncio que la concejal socialista Jemina Sánchez hizo en la última Junta Municipal de Distrito, "en la que aseguró que paralizaría cualquier intento de desahucio, puede ser un gesto para distraer la atención pero nada más".

El edil afirma que los vecinos quieren normalizar su situación y están dispuestos a pagar un alquiler social por esas casas y ha reclamado a la Junta que se pronuncie "cuanto antes" al afectar los desalojos a familias que están "en situación económica delicada, esperan un hijo" o "tienen a personas mayores a su cargo".

Consulta aquí más noticias de Granada.