Así lo ha destacado este viernes el parlamentario andaluz del PSOE Miguel Castellano, quien ha subrayado la importancia de esta iniciativa "pionera" de la Junta en defensa de un sector históricamente perjudicado por el sistema de la gran distribución y que podrá ahora comercializar sus productos con todas las garantías de seguridad y de calidad alimentaria.

Entre las 22 categorías de productos que cubre la medida se encuentran, ha precisado el diputado autonómico, los espárragos silvestres, castañas, plantas aromáticas, piñones y setas silvestres recolectadas, pero también productos agroganaderos como los hortofrutícolas, patatas, cereales, además de la miel, los caracoles de granja, los huevos o la jalea real, entre otros.

En esta línea, Castellano ha valorado la incidencia de la venta directa en zonas como la Vega de Granada, la Alpujarra o el Valle de Lecrín, entre otras, con la existencia de pequeñas explotaciones y sistemas de cultivo minoristas, que verán aseguradas su rentabilidad.

El decreto introduce una regulación de esta actividad, que no existía, y significará también un importante impulso a la agricultura ecológica, que ha experimentado un desarrollo espectacular en los últimos años, y que ésta se canalice a través de mercados locales o puntos de venta directa en las comarcas, ha explicado Castellano.

Consulta aquí más noticias de Granada.