La Policía Municipal ha precintado la panadería y cafetería Granier de Pueblo Nuevo al recibir el aviso de unos ciudadanos que detectaron a un grupo de ratas en los mostradores de comida esta madrugada.

Según fuentes de la Policía Municipal, el aviso se produjo a las 1.30 horas y una patrulla verificó los hechos.

Ante el vídeo difundido en redes sociales donde se puede observar a los roedores dentro de uno de los mostradores refrigerados en los que se exponen los alimentos, Granier ha emitido un comunicado donde ha confirmado que el establecimiento, ubicado en el número 379 de la calle Alcalá, "se ha cerrado y ha quedado precintado".

"La compañía se ha puesto a disposición de las autoridades competentes y ha abierto un proceso de investigación interno", señala el comunicado, que asegura que "el protocolo de seguridad alimentaria se ha cumplido estrictamente en el establecimiento, según la normativa".

En este sentido, precisa que la última inspección de plagas en el local de Pueblo Nuevo, "de carácter trimestral, según corresponde con la normativa actual vigente", tuvo lugar el pasado 26 de octubre.

La compañía ha difundido un informe de Fumigaciones Ibéricas tras un servicio de desratización con la citada fecha, en el que se indican "condiciones estructurales" del local a mejorar para evitar la entrada de roedores, como arreglar la puerta de entrada, que se quedaba abierta por encontrarse rota, y tapar agujeros en falsos techos.

Según el comunicado, "se trata de un hecho aislado, que está siendo investigado internamente para detectar el origen", y agrega que "los más de 350 establecimientos de Granier en España y el mundo cumplen con todas las normativas en salud alimentaria de forma estricta".

Consulta aquí más noticias de Madrid.