Fue un ciudadano que caminaba por la orilla del mar, quien llamó a la Policía Local del municipio al resultarle "extraño y sospechoso" el paquete varado en la playa, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad en un comunicado.

Una patrulla se desplazó hasta la zona y reconoció el contenido del paquete, que estaba dividido en pequeños paquetes en su interior. Los agentes se trasladaron a una farmacia para pesar la mercancía, que arrojó un peso cercano a los 50 kilos de hachís.

Tras esto, han precisado, la unidad se dirigió a la comisaría de la Policía Nacional para depositar el fardo y dar conocimiento a la unidad judicial de lo sucedido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.