Según ha informado Endesa este viernes en un comunicado, la compañía eléctrica ha invertido 36.000 euros en esta operación, que mejorará el servicio de 13 poblaciones de las comarcas gerundenses del Gironès, Pla de l'Estany, Alt Empordà y Baix Empordà.

La actuación también ha adaptado el sistema con medidas aislantes que lo hacen más resistente a ambientes salinos y húmedos y más seguro para los técnicos que deban manipularlo, y tampoco necesita intervenciones de mantenimiento, lo que antes obligaba a cortar el suministro a los vecinos temporalmente.

Consulta aquí más noticias de Girona.