Avión
Avión AVIÓN

En concreto, de los siete expedientes resueltos relacionados con esta cláusula abusiva, que suman 118.700 euros, cuatro corresponden a Iberia, uno a Iberia Express, uno a Air Europa y uno a Air Berlin.

En un comunicado, la Dirección General de Consumo ha recomendado a los usuarios que antes de viajar se informen en el Portal del Consumidor de sus derechos como viajeros y ha recordado que, en caso de que deseen realizar una consulta presencial y gratuita en las oficinas, deben pedir cita previa en la web o llamando al número 900.160.000. Igualmente, este portal ofrece la posibilidad de presentar reclamaciones por vía telemática utilizando un certificado digital.

CONSEJOS

Consumo también ha ofrecido una serie de consejos a los consumidores ante incidencias aéreas. Así, ha indicado que si el vuelo se retrasa más de tres horas, los pasajeros deberán pedir un certificado en el mostrador de información de AENA, antes de la ida o a la vuelta. Un gran retraso se equipara a una cancelación del vuelo y conforme a la normativa comunitaria genera una compensación de entre 300 y 600 euros al pasajero.

Por otro lado, si el vuelo se cancela, el pasajero deberá pedir el certificado a AENA y guardar la tarjeta de embarque del vuelo, así como la tarjeta del siguiente vuelo para acreditar su cancelación. La compañía indemnizará a los pasajeros con una compensación de entre 300 y 600 euros según la distancia del vuelo. En caso de que se produzca un overbooking corresponde una indemnización.

RECOMENDACIONES SI SE VIAJA CON EQUIPAJE

Consumo asegura que debe comprobarse en el mostrador de facturación que ponen la etiqueta de facturación en el equipaje. Así, si hay objetos de valor en el equipaje, es mejor facturarlo con 'valor declarado', lo que supone ir un día antes al aeropuerto con la maleta para que el personal de la compañía compruebe los objetos de valor que contiene, los valore, y haga un seguro por el que se pagará un sobrecoste.

Antes de salir del aeropuerto de llegada, hay que revisar las maletas facturadas por si se hubieran deteriorado en el trayecto y, a ser posible, mirar también el interior, por si falta alguna cosa. En ambos casos, hay que dirigirse al mostrador de la compañía con la que se vuela, antes de salir de la zona de recogida de equipajes, para presentar un informe de irregularidad de equipaje. Posteriormente, antes de siete días, debe presentarse una reclamación por escrito a la compañía, en la que se detalle la incidencia y el importe que se reclama.

En caso de extravío o pérdida del equipaje, se cumplimentará el informe de irregularidad de equipaje antes de abandonar la zona de recogida del equipaje. Es importante indicar una dirección de entrega para el caso de que la compañía recupere el equipaje extraviado.

También se debe introducir en un bolsillo de la maleta una tarjeta con el nombre, teléfono y dirección de destino del pasajero, puesto que muchos equipajes extraviados se recuperan y si no van identificados la compañía no sabe a quién entregarlos.

De no recuperarse el equipaje perdido en siete días, el viajero presentará una reclamación por escrito a la compañía, adjuntado una copia del informe de irregularidad de equipaje.