Prototipo eléctrico
El Rinspeed Oasis tiene dos motores eléctricos alojados en sus ruedas traseras. KM77.COM

El Rinspeed Oasis es un vehículo poco convencional. Este prototipo eléctrico es muy ancho para la longitud que tiene (1,92 metros de ancho y 3,60 de largo) y cuenta con una gran superficie acristalada y una carrocería de la que las ruedas sobresalen por los laterales. Es, además de eléctrico, autónomo: tiene un sistema de conducción propio y puede incluso interactuar en redes sociales para ayudar al conductor y a otras personas en su día a día.

El Rinspeed Oasis está concebido para la ciudad. Lo mueven dos motores eléctricos alojados en sendas ruedas traseras, y las delanteras pueden girar en un ángulo muy grande, de 70 grados hacia cada lado. Gracias a ello, el espacio necesario para que el coche maniobre se reduce considerablemente. La batería que alimenta a los motores tiene una capacidad de 12kWh, lo que le otorga una autonomía de alrededor de 100 kilómetros.

El habitáculo, más que asemejarse al interior de un coche tradicional, da la sensación de ser una oficina o sala de estar sobre ruedas. Cuando no se conduce, el volante se pliega  y se puede utilizar como bandeja (imagen) e incluso como soporte para un teclado de ordenador (imagen). Los asientos se pueden girar y reclinar, y hay superficies cubiertas de piel natural y sintética sobre el piso de madera.

Una de sus peculiaridades más destacadas es que por detrás del parabrisas hay un jardín extraíble (imagen). Está equipado con un sistema de comunicación por audio y vídeo Skype, con traducción simultánea. En el salpicadero hay una pantalla curva de resolución 5k, muy ancha. Además, el parabrisas también puede hacer la función de pantalla, pues sobre él se proyectan imágenes de realidad virtual y aumentada mediante tecnología láser.

Aspecto interior del Rinspeed Oasis

Este coche está incluso preparado para circular sin ocupantes en su interior, función a la que se le pueden sacar distintas ventajas. Según Rinspeed, el vehículo puede dejar a su propietario en el aeropuerto para irse de viaje, y mientras tanto ser utilizado por otras personas. Lo puede hacer, por ejemplo, poniendo mensajes en el perfil de Twitter del conductor para que sus amigos sepan que está disponible, o incluso convocando a otras personas a través de WhatsApp.

Cuando el conductor vuelve de su viaje, el Oasis lo recoge en el aeropuerto puntualmente, ya que al estar conectado puede estar al tanto de retrasos, atascos y otras complicaciones. Su interacción con las redes sociales llega hasta tal punto que puede mantener actualizado un blog o la cuenta de Instagram del propietario con información del viaje que está realizando en ese momento.

Además, puede conectarse también a Facebook con funcionalidades como reservar mesa en un restaurante que previamente haya sido valorado positivamente por algún contacto en la red social del propietario.

Al tratarse de un prototipo, el comparador de seguros de 20MINUTOS.ES no ofrece ningún dato respecto al coste que supondría asegurar este vehículo para poder circular legalmente por vías españolas.

Más información del Rinspeed Oasis en km77.com, con galerías de fotos exteriores e interiores.