El juez exige a los padres de Nadia que entreguen el pasaporte de la pequeña

Fernando Blanco, padre de Nadia.
Fernando Blanco, padre de Nadia.
ATLAS

El magistrado del Juzgado de Instrucción 1 de la Seu d'Urgell ha exigido el pasaporte de Nadia, la niña de once años que reside en Figols (Lleida) y cuyos padres llevan años pidiendo donaciones con un relato sobre falsas operaciones en Houston (EE UU) para alargar la vida de la pequeña.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) este miércoles, el instructor también ha reiterado la petición a los padres para que le entreguen la información médica sobre la menor, de la que sus progenitores aseguran que padece tricotiodistrofia.

El juez que investiga la supuesta estafa en la campaña de recogida de donativos para tratar a Nadia también ha preguntado a la Fiscalía si ve oportuno plantear medidas en relación con la tutela.

El titular del juzgado ordenó el lunes el bloqueo de las cuentas bancarias de Fernando Blanco que dos días antes, cuando informaciones periodísticas cuestionaron su relato, había anunciado que devolvería el dinero recaudado a los donantes que lo reclamaran.

Tal y como hizo él el pasado lunes, este miércoles la madre, Marga Garau, ha reconocido en declaraciones al programa Espejo Público que la historia de su hija está exagerada y que lo hicieron "por miedo a que muriera".

"Las donaciones están en el banco"

Garau ha agregado que su marido no le daba explicaciones sobre los médicos y que ella se "fiaba" de él, a lo que ha añadido que su pareja no le había contado que llevaba a la menor a curanderos y no a Houston porque él sabía que ella no creía en esas prácticas.

La madre, que ha dicho sentirlo mucho "por todo el mundo", ha apuntado también que no han utilizado dinero de las donaciones para algo distinto a la enfermedad de Nadia: "Estamos mal de dinero pero las donaciones están en el banco".

Según Garau, el padre tenía previsto estar en directo en Antena 3, por lo iba en coche a Madrid, pero había dado la vuelta porque le buscaban los Mossos y "tenía que entregar unos papeles".

La investigación policial y judicial se encuentra bajo secreto de sumario, según los Mossos d'Esquadra, mientras la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat está haciendo seguimiento del ámbito familiar de la niña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento