Pedro Sánchez
El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez durante la visita realizada a Xirivella (Valencia). EFE

Tras la cascada de peticiones por parte de federaciones críticas y más de un centenar de agrupaciones locales a la gestora del PSOE para que se celebren cuanto antes las primarias y el congreso federal del partido, ahora las plataformas de militantes que se han creado con ese objetivo van un paso más allá.

En total ya son casi 30 las que, de forma espontánea, se han ido constituyendo a lo largo y ancho del país desde que, el pasado 1 de octubre, Pedro Sánchez fue derrotado en el Comité Federal en el que vencieron quienes querían una gestora al frente del partido, en lugar de la celebración del Congreso extraordinario que él proponía tras la dimisión en bloque de 17 miembros de su Ejecutiva. Y siguen sumando. Tanto, que acaban de organizarse a nivel nacional para coordinar sus acciones y homogeneizar el mensaje.

Así lo explica Nieves Hernández, la portavoz de esta coordinadora nacional, en la que hay representantes de plataformas de Andalucía, Galicia, Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, Extremadura, Asturias y Madrid. "Pronto incorporaremos a una persona de Castilla y León", afirma Hernández, que milita en el PSOE desde hace 25 años, es abogada de UGT y fue concejal y portavoz del Ayuntamiento de Sevilla. Es un movimiento "muy coral y muy horizontal", afirma la portavoz, que insiste en la necesidad de que "los militantes alcen la voz" para "recuperar y repensar a un PSOE que cada vez parece menos de izquierda y menos democrático". Tras la presentación oficial el pasado jueves de la plataforma de Sevilla, el próximo lunes tendrá lugar la de Madrid, en un acto público al que asistirán "la mayoría de los diputados del no", según sostiene uno de ellos, y varios miembros del llamado sector crítico.

Antes del acto Sánchez se reunirá con dirigentes del Sindicato minero de Asturias, muy influyente en la región y que ha tomado partido por el exlíder del PSOE  Tanto desde las plataformas como varios dirigentes de federaciones socialistas críticas subrayan que no van de la mano y que se trata de cosas separadas. De un lado, movimientos espontáneos de militantes que reclaman votar "sin demora" una nueva dirección y un nuevo proyecto, y de otro, una corriente crítica organizada dentro del PSOE, formada sobre todo por líderes territoriales, cuadros medios y diputados, que trabajan para construir un proyecto colectivo con el que "dar la batalla ideológica". Los primeros aseguran que no apoyan a ningún candidato en concreto, y los segundos insisten en que no tienen claro, de momento, quién liderará su proyecto. El propio Sánchez tiene muchas dudas sobre qué papel debe jugar en él. "Dependerá de quién concite más apoyos llegado el momento", señala un líder regional abriéndose a otras posibilidades.

No obstante, ambas partes coinciden en su petición de reclamar el congreso, que ya lleva más de 10 meses de retraso, y muchos de los dirigentes críticos afines al exsecretario general están al tanto de las distintas actuaciones que se están preparando. Por ejemplo, además del acto en Madrid del próximo lunes, el jueves 15, víspera del gran mitin que la presidenta andaluza, Susana Díaz, prepara en Jaén, la plataforma sevillana hará un acto público en la capital andaluza en el que espera congregar a varios centenares de personas y en el que estará como invitado, entre otros, el diputado crítico Odón Olorza. "Habrá más nombres, pero aún estamos cerrándolo", afirma Hernández.

Y de forma casi paralela, Sánchez, que el 26 de noviembre reapareció en Xirivella (Valencia) en un acto al que acudieron más de 1.500 militantes, celebrará su segundo encuentro con las bases este sábado en Asturias. La cita no está exenta de morbo, ya que es la Comunidad Autónoma que preside Javier Fernández, actual presidente de la gestora socialista. El acto será a las cinco de la tarde en el Teatro Municipal de El Entrego, y vendrá precedido por una reunión con los dirigentes del Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias, el SOMA, una organización con mucha influencia en el PSOE regional y en las cuencas mineras, y que ha tomado partido por el exsecretario general.

El congreso, "antes del verano"

Y eso que formalmente aún no hay candidatos que hayan dado un paso al frente. Desde la gestora y el PSOE andaluz insisten en la necesidad de que haya "un debate de ideas primero" y , después, "el de las caras y los nombres". Fuentes de la dirección interina del partido barajan que el congreso se celebre en torno a junio, "antes del verano", y que las primarias sean un par de semanas antes. Desde el sector crítico, por su parte, insisten en que, una vez formado gobierno, ya no hay necesidad de seguir retrasando el congreso y que, en cualquier caso, ellos no piden que se celebre inmediatamente, pero sí que se convoque. "Según los estatutos, una vez convocado hay un plazo de 60 días para celebrarlo. Estamos hablando de tres meses, algo más que razonable", afirma un líder territorial afín a Sánchez.

Hasta mediados de enero no se celebrará el Comité Federal en el que se aprueben el calendario y la hoja de ruta; sin embargo, Díaz ya actúa como una candidata de facto y, además de multiplicar sus actos públicos e institucionales (Bruselas y Madrid), prepara su gran mitin en Jaén, la provincia andaluza con menos críticos, y varios actos por la región a lo largo de este mes.

Los críticos, por su parte, responden con actos en territorios con barones contrarios a Sánchez, como Comunidad Valenciana, donde gobierna Ximo Puig, uno de los dimisionarios de la Ejecutiva del exsecretario general, y Asturias, presidida por Fernández. Tampoco hace gracia en el entorno de Díaz el acto de Sevilla, sede del Gobierno andaluz, aunque no vaya a contar con la presencia de Sánchez.