Las autoridades de Indonesia elevaron este viernes a más de cien el número de muertos por el terremotode magnitud 6,5 que sacudió este miércoles la provincia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, donde sigue la búsqueda de supervivientes bajo las runas. Según el último balance de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), más de 700 personas han resultado heridas, si bien la mayoría (589) se encuentran fuera de peligro. Además, un total de 11.142 personas se han visto obligadas a desplazarse de sus hogares, mientras los equipos de rescate continúan sus labores de búsqueda.

La mayoría de víctimas ocurrieron en Pidie Jaya, capital de la regencia del mismo nombre, situada a unos 120 kilómetros al este de Banda Aceh, la capital provincial, mientras que las otras tres son en las localidades de Bireuen (2) y Pidie (1). Sutopo advirtió de que el número de muertos todavía puede subir más a medida que avanzan las tareas de búsqueda en los numerosos edificios derrumbados por la sacudida.

El temblor, que tuvo más de una docena de réplicas, una de ellas de magnitud 4,5, provocó daños en 429 viviendas y otros 257 edificios, incluidas tiendas, mezquitas, hospitales y escuelas, indicó la BNPB en un comunicado anterior. Según esta nota, los daños han provocado que unas 3.267 personas se hayan visto desplazadas en Pidie Jaya y Bireuen, donde los equipos de rescate cuentan con más de 1.200 personas, incluidos militares y un equipo de expertos de BNPB.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el hipocentro del terremoto delante del litoral de Pidie Jaya a 8,2 kilómetros de profundidad. La región del movimiento telúrico es la misma en la que en 2004 un potente seísmo de entre 9,1 y 9,3 grados formó un tsunami en el océano Índico que mató a unas 230.000 personas en una docena de países, la mayoría de ellos en Aceh.

Indonesia se asienta sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida al año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.