Crímenes sexuales en Colombia
Crímenes sexuales en Colombia (C) Oxfam Intermón

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, ha solicitado al Congreso de Colombia la agilización del trámite para legalizar la condena a cadena perpetua en casos en casos de violaciones a menores.

Esta solicitud ha visto la luz tras conocerse el caso de Yuliana Andrea Samboni , la niña de siete años violada y asesinada en Bogotá este domingo, supuestamente por un hombre de 38 años, según informa la agencia Colprensa.

"Me duele el alma, me duele Colombia, me duele el mundo.... la desgarradora historia de Yuliana se repite todos los días en todo el planeta. Esas historias desgarradoras hacen un llamado a la sociedad para que se apruebe la cadena perpetua a los violadores", ha afirmado la directora durante el lanzamiento de una línea de teléfono para la protección de niñas y adolescentes.

La familia de Juliana la vio por última vez este domingo, cuando la menor, de siete años, jugaba en la calle frente a su casa. Al parecer, según algunos testigos, una furgoneta paró en la calzada para preguntar algo a la niña, momento en la que fue raptada e introducida dentro del vehículo por la fuerza.

"Con profunda indignación condeno crimen contra niña de 7 años en Bogotá. Que todo el peso de la justicia caiga sobre responsable", dijo el presidente Juan Manuel Santos.

La estrangularon y lavaron su cuerpo

Todo apunta a que el autor del crimen, según las investigaciones, es un arquitecto de 38 años de familia acomodada, y que en estos momentos está ingresado en el hospital intentando superar una sobredosis de cocaína.

El sospechoso se encuentra "recluido en un centro asistencial bajo una crisis", explicó el comandante de la policía de Bogotá, general Hoover Penilla, en una rueda de prensa. Agregó que está "bajo custodia" puesto que no hay una "orden de captura vigente".

El cadáver de la pequeña la niña, con signos de tortura y agresión sexual, fue hallado en el apartamento de este hombre, en una zona residencial de Bogotá.

“La causa de la muerte de la menor de siete años obedece a asfixia mecánica mixta por sofocación y estrangulamiento y en el cuerpo de la menor se han obtenido abundantes evidencias que demuestran que fue objeto de abuso sexual”, dijo el director de Medicina Legal, Carlos Valdés.

Según informan medios colombianos como la Revista Semana, el escena del crimen fue manipulada y se cree que otras personas que participaron en el asesinato.

Semana.com informa que el cuerpo de la menor fue lavado para ocultar las evidencias, y que dos personas más habrían entrado al apartamento del arquitecto para distorsionar la escena del crimen.

Otro dato que apunta a la presunta autoría del crimen por parte de Rafael Uribe, nombre del arquitecto e inquilino de la vivienda, es el hecho de que la furgoneta en la que secuestraron a la niña fue comprada recientemente por él.

La Policía, que le mantienen custodiadoen el hospital, baraja también como hipótesis el hecho de que Uribe fuera visto en la barriada de la niña en varias ocasiones.

Las muestras de solidaridad e indignación no tardaron en llegar y a las puertas del edificio donde vive el presunto responsable del rapto se reunieron una decena de vecinos del barrio Nueva Granada para reclamar justicia y cadena perpetua.

Juliana Botero, que hizo la convocatoria frente al edificio, subrayó que en Colombia se han conocido "muchos casos donde la justicia no opera pertinentemente y las cosas quedan archivadas, en el olvido".

Abismo social

Apenas un kilómetro separa la popular barriada bogotana donde vivía la niña de 7 años Yuliana Andrea Samboni del exclusivo sector de Nueva Granada, un abismo social que recorrió el domingo.

Llegar a la precaria vivienda, construida en las lomas orientales de Bogotá, no es fácil. Es necesario internarse por una carretera a medio asfaltar que serpentea por los cerros hasta la casa de los Samboni.

Allí conviven padres, tíos, primos y hermanos en unas condiciones de pobreza que contrastan con el sector de Chapinero sobre el que se eleva su barrio, el Bosque Calderón Tejada.

La familia vive con el sueldo del padre albañil, que sostenía a la pequeña Yuliana, la hermana menor y debía ser suficiente para un nuevo vástago que espera la madre, hoy hospitalizada.

El pasado domingo toda la familia amaneció en un festivo más cuando uno de sus vecinos ricos llegó hasta la remota zona en una camioneta de alta gama.

Frente a la casa se paró el conductor, se ganó la confianza de Yuliana, la atrajo hasta el asiento del copiloto y la empujó dentro del vehículo, según detalló su tía.

Entonces el conductor se dio a la fuga siguiendo la vía en busca de la otra salida del barrio, sin embargo chocó contra un camión de y tuvo que dar la vuelta para salir por el camino por el que entró.

Son muchos los vecinos que relatan que últimamente varios vehículos de alta gama han pasado por la zona, algo que en opinión de la presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC), Marta Inés Díaz, se debe a inmobiliarios que recorren la zona porque ambicionan impulsar proyectos de construcción en un área de paisaje privilegiado.

Desde que conoció la noticia, Díaz puso en marcha una campaña para recaudar fondos que permita a la familia Samboni financiar el funeral de Yuliana y su traslado a la pequeña aldea del departamento del Cauca (suroeste) donde nació.

"Criminales" y "desalmados"

Plazas ha calificado de "criminales" y "desalmados" a los responsables del secuestro y la violación de la menor y ha pedido a la Fiscalía General la máxima celeridad en las investigaciones para que los responsables vayan a los tribunales.

La Fiscalía anunció que obtuvo "valiosa evidencia" adicional a la que le entregó Medicina Legal sobre los sucesos que terminaron con la vida de la pequeña Yuliana.

"Tenemos todos los vídeos (...) tenemos partes de la vestimenta de la menor que quedaron en distintos lugares, hemos realizado inspecciones judiciales, obran testimonios en la investigación y podemos decirle al país frente a este horrendo crimen (...) que habrá justicia y de manera inmediata", agregó la fiscalía.

"Todo el peso de la ley para el asesino y violador de niños. Una vez más alzamos nuestra voz para que en el país se condene a cadena perpetua. El alcohol y la droga no son excusa para la violencia contra las mujeres, y mucho menos contra las niñas, todo el peso de la ley al responsable", ha afirmado rotundamente la directora del ICBF.

En el marco del lanzamiento de esta línea de atención, cuyo número es 141, Plazas ha querido hacer hincapié en los datos sobre abusos a menores en Colombia.

Ha recordado que el 35% de los menores colombianos reciben algún tipo de maltrato y que el 12% ha sufrido abusos sexuales. También ha reiterado la necesidad de una legislación más severa para con los responsables de estos daños a la infancia.