Tres detenidos por pagar entre 6 y 10 euros a personas sin contrato para recoger naranjas

  • La colaboración entre las distintas Administraciones Públicas ha permitido detener en la provincia de Valencia a tres miembros de un presunto grupo criminal que empleaba a personas magrebís y centro-africanas para la recogida de naranjas, que percibían entre 6 y 10 euros como máximo por día de trabajo y sin las debidas condiciones laborales. En la operación también ha resultado investigada una persona por formar parte de este grupo, según ha informado la Delegación de Gobierno en un comunicado.
Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil
Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil
DELEGACIÓN DE GOBIERNO

El representante del Ejecutivo central en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha apuntado que esta operación es fruto del Plan Conjunto de Inspección de Almacenes que se acordó en el mes de abril entre todas las Administraciones.

"Se trata de la primera operación y van a seguir más porque la protección a los agricultores y la lucha contra el empleo irregular es una prioridad", ha destacado Moragues, quien ha precisado que en la inspección ha participado la Guardia Civil, la Policía Autonómica, las Policías Locales de Picassent y Náquera, la Inspección Provincial de Empleo y Seguridad Social, e Inspectores de las Consellerias de Sanidad, Agricultura y Empleo, coordinados todos por la Delegación del Gobierno y la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias.

Las tres personas detenidas y la cuarta investigada utilizaban a trabajadores sin contrato laboral, sin alta en la seguridad Social,

para la recogida de naranja. La mayoría eran de procedencia magrebí y centro-africana y recibían entre 6 y 10 euros como máximo por día de trabajo y sin las debidas condiciones laborales. Los detenidos se aprovechaban de su necesidad para subsistir y enviar dinero a sus países de origen.

Asimismo, alguno de los trabajadores tenía heridas en las manos al no haber sido dotado del adecuado material para la recolección, según han indicado.

DESARROLLO DE LA OPERACIÓN

Los inspectores anteriormente mencionados, concretamente de Sanidad, Agricultura y Empleo, detectaron múltiples deficiencias e irregularidades en dos almacenes de los términos de Picassent y de Náquera.

A partir de esa investigación, la Guardia Civil y la Policía Autonómica, en actuación conjunta, llevaron a cabo una operación en la que resultaron detenidas tres personas y otra investigada, por presuntos delitos contra los derechos de los trabajadores y falsificación documental.

Los arrestados e investigado podrían constituir un grupo criminal, al tener cierta estructura en el pago, contratación y transporte de personas para la recogida de productos del campo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento