El español en este colegio se habla con 22 acentos
Alumnos de Infantil del colegio Santiago Apóstol, en clase realizando castillos y figuras (Begoña Gómez).
Chino, rumano, árabe, ruso... no se trata de una escuela de idiomas, sino de algunas de las nacionalidades de los alumnos del colegio Santiago Apóstol de Valencia, un centro concertado dependiente del Arzobispado .

El centro, situado en el barrio de Marxalenes, cuenta con un 72% de escolares extranjeros, con un total de 22 nacionalidades distintas. Para atenderlos, tiene programas adaptados y personalizados.

El director pedagógico del centro, Rafael Aliaga, explica a 20minutos.es que se trata de una experiencia única, ya que algunos alumnos han llegado sin saber ni una palabra en español. «Recuerdo el caso de una alumna china. Llegó con el curso empezado y sin hablar nada de español. Consiguió aprobar el curso».

Además, imparten jornadas de estudio solidario, en el que son los propios alumnos de Primaria y Secundaria los que ayudan a sus compañeros a repasar las lecciones y a estudiar las tareas que les ha mandado el profesor. Son voluntarias y se realizan a las 17 horas, cuando terminan las clases.

Hay cursos de mecanografía y talleres en los que un grupo de profesores ayuda a aprender español. Se imparten en horario lectivo.

El centro también dispone de un huerto ecológico. Allí los pequeños cultivan hortalizas y plantan árboles de especies diferentes.

El próximo proyecto del colegio es la creación de un edifico bioclimático que funcionará con energía solar. En él se instalarán todas las clases de Infantil y Primaria.