Aarhus, la ciudad danesa que es capital cultural europea en 2017

  • Segunda ciudad de Dinamarca, Aarhus compartirá la capitalidas cultural europea de 2017 con la chipriota Pafos.
  • La ciudad ha confeccionado un programa con más de 350 actos, la mitad gratuitos.
  • Habrá ópera, teatro, danza, música, literatura, deporte y hasta gastronomía.

Situada a una hora en avión de Copenhague –o tres en tren– y a cerca de hora y media del aeropuerto de Billund, el segundo del país escandinavo, Aarhus pretende salir de la sombra de la capital de Turismo de Dinamarca y convertirse en un destino turístico independiente. Aarhus es la segunda ciudad de Dinamarca y se va a reinventa para celebrar su condición de capital cultural europea 2017 –compartida con la chipriota Pafos–. Será con un amplio y ambicioso programa que incluye ópera, teatro, danza, música, literatura, diseño, deporte y hasta gastronomía.

Las previsiones apuntan a atraer a cinco millones de turistas en toda la región para 2017, el doble de las cifras usuales. Bajo el lema “Vamos a repensar”, y con el objetivo de inspirar la diversidad y la sostenibilidad, Aarhus ha confeccionado un programa que incluye más de 350 actos –la mitad, gratuitos– y que involucra también a toda la región del centro de la península de Jutlandia, con 19 municipios y 1,3 millones de habitantes.

El presupuesto inicial es de 61 millones de euros y los actos arrancarán el 21 de enero. Su inauguración tendrá un preámbulo con un toque muy danés. Una marcha luminosa en bicicleta recorrerá los más de cien kilómetros que hay desde el extremo más occidental de la región, junto al mar del Norte, hasta la propia Aarhus, donde un espectáculo de luz y sonido dará la bienvenida a la capitalidad cultural.

Las artes escénicas tendrán un peso importante en la programación, con varios puntos fuertes como el estreno de “Distant Figure”, fruto de la colaboración de tres nombres de prestigio como el director de teatro Robert Wilson, la coreógrafa Lucinda Childs y el compositor Philip Glass. El techo del museo Moesgaard acogerá en verano la representación, a cargo del Teatro Real danés de “Röde Orm”, de la adaptación de la clásica obra sobre uno de los grandes héroes de la época vikinga; y la sala Den Rå Hal ofrecerá el proyecto “Mi memoria”, una colaboración entre La Fura dels Baus y alumnos de una escuela local.

La Casa de la Música tendrá como plato fuerte “Tree of Codes”, un espectáculo de danza en el que intervienen bailarines de la Ópera de París y de la compañíaWayne McGregor, con música de Jamiexx y escenografía del reputado artista danés-islandés Ólafur Eliasson. La gran oferta del museo local ARoS –uno de los más importantes de arte contemporáneo de Dinamarca– será “El jardín”, un monumental proyecto que reflexiona sobre los cambios en la naturaleza y la forma de describirla en los últimos siglos y que se extenderá por toda la ciudad, incluidos sus cuatro kilómetros de costa.

El museo Jorn de Silkeborg creará un diálogo entre la obra del danés Asger Jorn –una de las figuras más destacadas de la vanguardia europea tras la II Guerra Mundial e impulsor del grupo CoBrA– y el expresionista noruego Edvard Munch. Siete centros artísticos de la región reflexionarán sobre los pecados capitales a partir de las obras de otros tantos artistas internacionales que han sido invitados a participar.

Más música: de Barenboim a Anohni

El cartel musical contará, entre otros, con el director argentino-israelí Daniel Barenboim y su orquesta West Eastern Divan; un festival musical sobre el agua en el puerto de Randers; tres de las películas más famosas de la “oscarizada” cineasta danesa Susanne Bier serán convertidas en ópera, ballet y drama musical. Además, Anohni, excantante de Antony and the Johnsons, se trasladará a vivir a la ciudad unos meses para estrenar nueva música con la Sinfónica de Aarhus.

La capital cultural será una excusa para convertir, por ejemplo, un fin de semana la catedral de Aarhus en un centro artístico donde se mezclarán danza, teatro, música, videoinstalación, debate y gastronomía, para repensar los servicios religiosos en el siglo XXI. Y también habrá un festival que hará regresar a Aarhus a la segunda mitad del siglo pasado, una exposición subterránea sobre la evolución de la ciudad desde la era vikinga, decenas de iniciativas para promover la actividad física y un festival gastronómico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento