Después de que el pasado mes de mayo el Parlament aprobase, con los votos en contra de PP y C's, la toma en consideración de una proposición de ley presentada por Cort para derogar un artículo de la Ley de Capitalidad y que Palma de Mallorca se llame Palma, el pleno de este martes ha rechazado las enmiendas que se mantenían vivas al texto, una de ellas del PI para que se pudiese utilizar el nombre compuesto en el uso promocional de la ciudad.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)