Según han confirmado desde la Guardia Civil a Europa Press, al tener conocimiento de la llegada de estos activistas se procedió a enviar algunas unidades hasta el entorno de Doñana donde trabaja Gas Natural, pero no observaron nada que pudiera considerarse delictivo y además, hasta el momento, no consta denuncia alguna por parte de Gas Natural ni de ninguna otra parte, por lo que finalmente retiraron los efectivos de la zona.

Según ha informado la organización ecologista en una nota, bajo los lemas #SalvemosDoñana y #ResistenciaDoñana, Greenpeace ha montado un campamento de resistencia a la entrada de la instalación con activistas bloqueados y con una gran pancarta en la que se lee 'Doñana no es un almacén de gas'. Además, escaladores de la organización han montado otro campamento en lo alto de una de las estructuras en la zona del proyecto.

Consulta aquí más noticias de Huelva.