Profesores de secundaria
Una profesora imparte clases a sus alumnos de secundaria en un instituto español. EFE

El Ministerio de Educación ha hecho pública la convocatoria de 878 plazas de profesores visitantes españoles que en el próximo curso 2017-2018 impartirán enseñanzas en español en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá. La principal novedad de este año reside en la ampliación de plazas a Reino Unido ante el creciente interés en el aprendizaje de español y la demanda de profesorado cualificado. A este país corresponden 200 plazas para educación secundaria, otras 660 son para Primaria y Secundaria en Estados Unidos y 18, para estas dos mismas etapas en la provincia canadiense de Alberta.

Los docentes que aspiren a una de las 878 plazas deberán estar en posesión del título de maestro, licenciado o graduado y recibirán formación especializada a su llegada, al tiempo que contarán con un profesor tutor que les ofrecerá apoyo profesional y personal y obtendrán un reconocimiento profesional por esta actividad a su regreso.

El plazo para la presentación de solicitudes está abierto hasta el 13 de diciembreTras el proceso de admisión de candidatos, que llevará a cabo el Ministerio, los países contratantes establecerán comisiones de selección en Madrid durante los meses de abril y mayo de 2017 para realizar la selección final de los participantes. El plazo para la presentación de solicitudes se inició el pasado 24 de noviembre  y estará abierto hasta el 13 de diciembre.

El Ministerio Educación destaca que los centros educativos de los tres países ofrecen un contrato de trabajo a los docentes españoles, que tienen así la oportunidad de acceder a una experiencia de movilidad y perfeccionamiento profesional en entornos culturales y profesionales diferentes, lo que contribuirá a la mejora de la calidad de la enseñanza en los centros españoles a los que después se incorporen.

El programa cumple 30 años en esta convocatoria que nació en 1986 con la contratación de 20 docentes en California y en Nueva York para atender la demanda creciente de enseñanza de español en Estados Unidos. La iniciativa quiere favorecer la enseñanza de las lenguas extranjeras, el fomento del plurilingüismo y el desarrollo de la competencia en lenguas extranjeras como factor de desarrollo personal, social, laboral y profesional.