Meses antes, el detenido le habría prestado 300 euros y la víctima ya le había devuelto 200, pero el individuo le reclamaba un total de 1.000 euros. En la primera ocasión, supuestamente lo amenazó y agredió y en la segunda ocasión las amenazas fueron vertidas mientras portaba un cuchillo en su pantalón.

La investigación se inició tras la denuncia de un varón que decía haber sido amenazado y agredido por un conocido que le había prestado dinero. La víctima había recibido amenazas de todo tipo, e incluso llegó a ser agredido primero y amenazado en otra ocasión mientras el individuo portaba un cuchillo escondido en su pantalón. El acoso y las amenazas se sucedieron durante tres meses, ha añadido la Policía.

Las indagaciones policiales permitieron identificar a un individuo que podría estar relacionado directamente con los hechos y ser el presunto autor, por lo que, después de realizar ciertas comprobaciones, los agentes del Grupo de Atracos de la Comisaría Provincial de Granada lo han detenido y los hechos han sido puestos en conocimiento de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Granada.