Dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados por Naciones Unidas en el año 2000, erradicar la pobreza extrema y el hambre ocupa el primer lugar y se fijó como fecha límite el año 2015. Sin embargo, como afirma la Alianza Española contra la Pobreza, "se han producido muchos avances pero todavía quedan muchas cuentas pendientes".

Bajo el lema "Rebélate contra la pobreza. Más hechos, menos palabras", más de mil colectivos sociales han lanzado la invitación a los ciudadanos para que salgan a la calle a exigir a los responsables políticos un compromiso firme en la lucha contra la pobreza.

Para ello han lanzado un calendario de actividades, que se puede consultar en su página web, programadas en la 'Semana contra la pobreza', que comienza mañana y concluye el domingo con manifestaciones en 32 ciudades.

La 'Semana contra la pobreza' comienza mañana y concluye el domingo con manifestaciones en 32 ciudades.
Es posible

La Alianza cree que erradicar la pobreza es posible "porque existen recursos y tecnologías suficientes para ello, pero falta voluntad política", y por ello, entre sus propuestas, plantea que los partidos incluyan en sus programas electorales este objetivo para "arrancar de ese modo que se concreten medidas contra la pobreza".

En el mundo, cerca de mil millones de personas siguen viviendo con menos de un dólar al día, la mayoría en países del África subsahariana, aunque las desigualdades en la distribución de la riqueza son más evidentes en América latina y el Caribe.

La Alianza reivindica medidas concretas para aumentar la cantidad y calidad de ayuda a los países empobrecidos, la cancelación de la deuda externa y nuevas normas comerciales que permitan a los países acabar con la injusticia y la discriminación.

Más educación primaria

Otra de las metas es conseguir reducir a la mitad el porcentaje de personas con ingresos inferiores a un dólar por día, que la Alianza ve complicada, ya que aunque en los últimos años ha disminuido casi un 20 por ciento, si no se refuerzan las acciones serán 800 millones -y no 420 millones de personas- los que vivan esa situación.

Tampoco se conseguirá "al ritmo actual, ni en 80 años" el objetivo de que todos los niños terminen un ciclo de enseñanza primaria, ya que unos 72 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria no están escolarizados, más de la mitad niñas.

Por ello, estos colectivos reclaman que aumente la ayuda dedicada a lograr la educación primaria universal a 6.000 millones de dólares anuales y que se eliminen las tasas de matriculación.

Se mantienen los altos niveles de discriminación en las mujeres, tanto en el ámbito de la educación como en el mundo laboral, ya que constituyen el 70 por ciento de las personas que viven en niveles de pobreza extrema y más del 60 por ciento de los trabajadores no remunerados.