Muere una niña de once años en un albergue de Cabrera de Mar (Barcelona), donde estaba pasando unos días de colonias con su colegio, situado en Arratzu (Bizkaia).

Cuando los servicios médicos llegaron al albergue ya no pudieron hacer nada 

La menor falleció después de que el mismo jueves acudiera a dos ambulatorios por dolores estomacales, aunque no se le detectó ninguna dolencia.

La situación de la menor empeoró de madrugada y los responsables de las colonias avisaron a una ambulancia.

Cuando los servicios médicos llegaron al albergue ya no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

Inmediatamente se activó el protocolo establecido en estos casos, al sospechar que la muerte podía deberse a una enfermedad infecciosa.

Por ello, a todos los niños y acompañantes que habían estado en contacto con la niña se les suministró una primera dosis de tratamiento profiláctico con antibiótico, ante la posibilidad que pudiera tratarse de meningitis, aunque de momento nadie más ha presentado síntomas similares, según Salud.

Por el momento, la investigación espera a la autopsia de la menor para esclarecer las causas exactas de la muerte. Un juez de Mataró se ha hecho cargo del caso.

El resto de niños recibieron apoyo psicológico y volvieron a sus localidades de origen tres días antes de lo previsto. Además, los padres de la menor fallecida se trasladaron a Cabrera de Mar.