Quema de fotos
Un joven, que ocultaba su rostro, quemo un retrato del Felipe V, en Lérida. ANA GIRON / EFE

Un millar de personas participaron el viernes por la tarde en una manifestación en Lleida convocada por la Comissió 12 d'Octubre, integrada por grupos independentistas de toda Catalunya.

Una traca hizo arder fotografías de los últimos 10 borbones 

Durante la congregación, un joven quemó la fotocopia de una imagen del Rey, y después un retrato de Felipe V de un metro de ancho por metro y medio de largo.

Al final de la manifestación, en la plaza Sant Joan, una traca hizo arder durante medio minuto una hilera con fotocopias de tamaño DIN-A3 de los últimos diez borbones que han reinado en España. Después, empezó un concierto del cantante Feliu Ventura.

"Caña contra España"

La marcha se inició en la Seu Vella de Lleida y pasó por la calle Cavallers, donde está el convento del Roser, futuro Parador Nacional. Cerca de este recinto, uno de los jóvenes quemó la fotocopia con la imagen del Rey. Entonces varios manifestantes gritaron en catalán: "Caña contra España", "Independencia" y "Los borbones son unos asesinos".

Los borbones son unos asesinos 

A la altura del parador, dos jóvenes se encaramaron a las rejas exteriores del actual convento del Roser para colgar una pancarta en que se leía "Paradores Nacionales de España".

El portavoz de la Comissión 12 d'Octubre, Ferran Dalmau, dijo que, "aunque en España se celebra el Día de la Hispanidad, lo que se celebra en Lleida hoy es el 300 aniversario de la masacre de 1707", y dijo que "hace 300 años de la ocupación borbónica y española".

Los manifestantes, procedentes de toda Catalunya, llegaron a Lleida en 14 autobuses. La presencia policial fue discreta, y no se registraron detenciones.