El presidente Santos y Timochenko firman el nuevo acuerdo de paz en Colombia

Juan Manuel Santos y Timochenko se felicitan tras firmar el nuevo acuerdo de paz.
Juan Manuel Santos y Timochenko se felicitan tras firmar el nuevo acuerdo de paz.
MAURICIO DUENAS CASTAÑEDA / EFE
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Timochenko, firmaron este jueves en Bogotá el nuevo acuerdo de paz para terminar 52 años de conflicto armado interno.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Timochenko, firmaron este jueves en Bogotá el nuevo acuerdo de paz para terminar 52 años de conflicto armado interno.

Santos y "Timochenko" firmaron el acuerdo, que complementa el original del pasado 26 de septiembre en Cartagena de Indias, a las 11.30 hora local (16.30 GMT) en el Teatro Colón de Bogotá.

Ese primer acuerdo fue rechazado por los colombianos en un referéndum en el que el "no" se impuso con el 50,21 % contra el 49,78 % del "sí" en una votación con una elevada abstención del 62,57 %. Este nuevo pacto no pasará por las urnas, ya que las autoridades lo consideran "definitivo".

Desmovilización

Tras la firma, Santos ha anunciado que el plazo de 180 días para la desmovilización y dejación de armas de la guerrilla de las FARC comenzará una vez el Congreso refrende el acuerdo, lo que espera suceda la próxima semana.

"Espero que, según el procedimiento establecido, la refrendación sea aprobada en el curso de la próxima semana. Ese día será el día D", dijo Santos en su discurso en el Teatro Colón, donde agregó que "en tan sólo 150 días todas las armas de las FARC estarán en manos de las Naciones Unidas".

En el acto de la firma, Santos indicó que "los muertos, los desaparecidos, los heridos, las víctimas y sus familias han sufrido el terrible enfrentamiento", que llevaron al país a estar "atrapado en este laberinto de violencia".

A pesar del "alto y doloroso costo del conflicto" entre las partes, "hoy hemos firmado, aquí en este escenario histórico, ante el país y ante el mundo, un nuevo acuerdo de paz con las FARC. El definitivo, el acuerdo del Teatro Colón", manifestó.

FARC, partido

Santos aclaró que "las FARC, como un partido sin armas, podrá presentar y promover su proyecto político. Serán los colombianos quienes, con el voto, lo apoyarán o rechazarán".

"Ese es el objetivo de todo proceso de paz. Que los que estaban alzados en armas las abandonen, reconozcan y respeten las instituciones y las leyes y puedan participar en la contienda política en la legalidad", subrayó.

El jefe de Estado reconoció "que este nuevo acuerdo es mejor que el que firmamos en Cartagena" el pasado 26 de septiembre y que fue rechazado una semana después en el plebiscito.

"Es mejor porque recoge las esperanzas y las observaciones de la inmensa mayoría de los colombianos. Del 50 % de los que votaron 'sí' y de un importante porcentaje de los que votaron 'no'", manifestó.

El mandatario también anunció que llamará a la totalidad de los partidos políticos para que ayuden a implementar cuanto antes el acuerdo.

"Convocaré a todos los partidos, a todos los sectores de la sociedad a que participen, contribuyan y logremos así un gran acuerdo nacional para la implementación de la paz", dijo en su discurso.

Timochenko: "Nadie fuera"

Timochenko afirmó que nadie debe quedar fuera del acuerdo de paz, que "implicó debates profundos con todas la voces del establecimiento".

"Nadie debe quedarse por fuera de él. Solo ponemos fin de manera definitiva a la guerra para confrontar civilizadamente las contradicciones", dijo.

El jefe guerrillero declaró que el pueblo de Colombia está "harto de violencia" e "intolerancia", así como de "estigmas y señalamientos", por lo que "exige cambios profundos".

En este sentido pidió que "la palabra sea la única arma de los colombianos" y reiteró que el nuevo acuerdo de paz que sustituye al que fue firmado el 26 de septiembre pasado y rechazado en el plebiscito del 2 de octubre incluye las peticiones de quienes votaron "no" en esa consulta.

"Para alcanzar la firma de este acuerdo definitivo los colombianos vivimos mas de siete décadas de violencia, medio siglo de guerra abierta, 33 años en procesos de diálogos, un lustro de debates (de paz) en La Habana, el desencanto del pasado 2 de octubre y el más histórico esfuerzo por conseguir el mayoritario consenso de la nación", agregó.

Saludo a Trump

Durante su discurso mandó un saludo al presidente electo de EE UU, Donald Trump, y lo felicitó por su victoria en las urnas del pasado 8 de noviembre.

"Extendemos nuestro saludo a Donald Trump por su elección como nuevo presidente de EE UU, y aspiramos a que su Gobierno pueda jugar un destacado papel en beneficio de la paz mundial y continental", afirmó.

El líder de las FARC manifestó su esperanza de "que el propósito superior de la paz en Colombia, que contribuirá decisivamente al entendimiento en toda Latinoamérica y el Caribe, siga contando con el respaldo del nuevo Gobierno de Washington".

"Con este acuerdo no se deponen posiciones, políticas o de conciencia, solo ponemos fin de manera definitiva a la guerra para confrontar civilizadamente las contradicciones", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento